¿Cómo hacer helado de té verde?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Helado de té verde

Ya casi finalizando el verano en el hemisferio norte y despidiéndonos del invierno en el hemisferio sur, quizás estés igual de antojad@ que yo por probar un delicioso helado casero. Por ello, a continuación, te dejaré la receta para preparar un helado de té matcha delicioso. Recuerda no usar más cantidad de té verde que el de la receta, dado que este es un tanto amargo. Tampoco utilices las hojas que están dentro de la bolsita de té verde, ya que se utiliza el té en polvo.

Ingredientes

  • 3 ½ cucharada de té verde o té matcha
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 170 g de azúcar
  • 5 yemas
  • 250 cm³ de leche evaporada
  • 500 cm³ de nata para montar o crema de leche

Elaboración paso a paso

  1. Coloca la leche evaporada en una olla y lleva a fuego medio junto con el azúcar, el extracto de vainilla y el té verde en polvo.
  2. Remueve muy bien con una cuchara y no te preocupes por los grumos, ya que estos lograrán disolverse.
  3. Coloca las yemas de huevo en un recipiente y echa el preparado anterior del té verde aún caliente (pero no demasiado) mientras bates con unas varillas de mano.
  4. Continúa batiendo enérgicamente hasta que se torne una mezcla espumosa y vuelca nuevamente en la olla. Lleva a fuego medio y bate constantemente hasta que la preparación del helado de té verde comience burbujear. 5.Aparta del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente. Después, pasa el preparado a un recipiente metálico de vidrio y mete en la nevera para que se enfríe más rápido.
  5. Una vez que la mezcla esté fría, retira la nata para montar de la nevera y bátela durante unos minutos hasta que esté bien firme. Recuerda que la nata debe estar bien fría, es decir, que debe haber permanecido en la nevera durante al menos 12 horas. No obstante, si no tienes tiempo, puedes meter el recipiente en el que vas a montarla en el refrigerador durante 20 minutos.
  6. Ya fría la mezcla del té verde, retírala y mezcla con la preparación del té verde con movimientos envolventes para no perder el aire del batido.
  7. Como podrás ver, el color del helado casero no es verde, por lo que deberás agregar una pizca de colorante verde comestible en pasta para que quede mejor.
  8. Lleva al congelador durante cuatro horas y disfruta.

Para conseguir el té verde en polvo (matcha) deberás acudir a un supermercado asiático contienda de té. Si deseas conocer más recetas como esta, dale un vistazo a la categoría Helados y visita esta receta de cheesecake de té matcha. ¡Te enloquecerá!

Archivado en Helado, Leche evaporada, Nata de montar, Té verde
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs