Cómo preparar un delicioso y refrescante helado casero

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¡Por fin estrenamos el tan deseado verano! Tras un invierno más largo de lo normal, toca disfrutar del sol y del buen tiempo. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con uno de los productos estrella de esta temporada? Preparar nuestro propio helado en casa es muy sencillo, sólo tienes que elegir un sabor, seguir estos simples pasos y… ¡a disfrutar con un clásico del verano!

Cómo preparar helado casero Existen muchos tipos de helados, como cremas, polos, en barra, de hielo, de frutas, con galletas, sorbetes… las combinaciones que podemos encontrar en el mercado son infinitas. Pero también es cierto que los helados industriales suelen incluir algún tipo de conservante, además de contar con un elevado nivel de calorías por los ingredientes que los integran. Por ello, es importante que busquemos opciones que nos permitan mantener una alimentación más saludable.

Hoy vamos a aprender a preparar un helado de tipo cremoso con frutas naturales. Para este artículo hemos elegido la naranja para darle sabor a nuestra creación, pero recordar que podéis elaborarlo con el que más os guste y después contarnos cómo ha ido vuestra creación con un comentario en este artículo.

Tiempo de elaboración: 30 min. aprox.

Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 150 gramos de azúcar
  • Tres naranjas medianas
  • Unas gotitas de esencia de limón
  • 1/2 litro de leche entera
  • Un huevo

Elaboración paso a paso

  1. Comenzamos exprimiendo el jugo de las naranjas y pasándolo por un colador para eliminar los posibles restos de pulpa que queden en el zumo.
  2. A continuación mezclamos el jugo con el azúcar y la leche, y lo batimos bien hasta que consigamos una mezcla homogénea. Después añadimos la esencia de limón y volvemos a batir la mezcla.
  3. Vertemos esta mezcla en un recipiente de plástico y lo metemos dentro del congelador durante unas dos horas más o menos, hasta que veamos que alcanza un punto medio de congelación. Transcurrido este tiempo, sacamos el recipiente y lo removemos con una cuchara hasta que pase a un estado menos compacto.
  4. Separamos la clara del huevo, la batimos hasta que esté a punto de nieve y la vertemos sobre la mezcla anterior, volviendo a removerlo. Cuando esté listo, repetimos el proceso pero con la yema. Batimos y añadimos a la mezcla anterior, siempre removiendo para mezclar los ingredientes.
  5. Cuando tengamos todo mezclado de forma uniforme, lo introducimos de nuevo en el congelador hasta que complete el proceso de congelación. Fíjate en su textura para comprobar que se encuentre congelado del todo.

A la mesa

¡Et voilà! Así de sencillo es disfrutar de un delicioso helado preparado por nosotros mismos. A la hora de presentarlo, podemos hacerlo un poco más apetecible todavía si dejamos volar nuestra imaginación a la hora de decorarlo.

En el caso del sabor naranja, podemos combinarlo con unas hojas de menta o hierbabuena, para darle un toque todavía más fresco. También podemos espolvorear un poco de canela por la superficie, añadir unas gotas del sirope que más nos guste o incluir un toque más crujientes con algunos frutos secos triturados.

Otra sugerencia es que preparéis varios helados, combinando diferentes sabores para hacer creaciones más originales.

¡Os toca poneros manos a las obra y disfrutar del verano con esta deliciosa receta!

Archivado en Apto para celiacos, Azúcar, Canela, Frutas, Helado, Naranja, Sirope, Verano
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion