Ruedas de piña con crema tropical, un postre para el verano

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un postre fresco y ligero, perfecto para poner la guinda a una deliciosa cena de verano. Original de las zonas tropicales de Brasil, Paraguay y Argentina, la piña es una fruta que puede ser presentada de múltiples maneras. Su sabor dulce, sin llegar a empalagar, es el protagonista de la receta que hoy os presentamos. Sigue estos sencillos pasos para sorprender con un original y divertido postre.

Postre tropical de verano

La piña es una fruta que se caracteriza por ser un alimento con bajos niveles de grasa, rica en fibra y vitamina D. Sus propiedades depurativas y antioxidantes son bien conocidas por todos. Además, numerosos estudios han demostrado que consumir piña de forma regular ayuda a digerir mejor las proteínas que consumimos, así como prevenir problemas e irritaciones en el aparato digestivo.

El postre que hoy vamos a preparar toma esta fruta como ingrediente principal, un toque dulce y ligero al que no podremos resistirnos.

Tiempo de elaboración: 40 min aprox.

Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • Una piña grande
  • 100g de azúcar
  • 1/2 litro de leche
  • 3 yemas de huevo
  • Una cucharada y media de harina de maíz (Maizena)
  • Ralladura de una cáscara de limón
  • Un poco de canela molida
  • Un poco de caramelo líquido

Elaboración paso a paso

  1. Ponemos en un vaso para batidora el azúcar, la leche, las yemas y la harina de maíz. Lo batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
  2. A continuación, en un cuenco vertemos la mezcla anterior y le añadimos la ralladura de limón y la canela, dándole un par de vueltas para mezclar y lo introducimos en el microondas durante tres minutos a máxima potencia. Cuando acabe, volvemos a remover con una cuchara de madera y volvemos a ponerlo en el microondas otros dos minutos.
  3. Lo retiramos del microondas y lo pasamos por la batidora para terminar de mezclar bien todos los ingredientes. Lo dejamos reposar mientras realizamos el siguiente paso.
  4. Cortamos la piña en rodajas gruesas, retiramos la pulpa del interior de cada rodaja y la cortamos en pequeños trocitos.
  5. Cogemos los trozos de piña troceados y los mezclamos con la crema, removiendo bien con una cuchara hasta que todos los trozos estén cubiertos con la crema. Cuando acabemos, introducimos la mezcla en el congelador durante unos 30 minutos para enfriarla.

A la mesa

Una vez que la mezcla esté enfriada, podemos colocar las rodajas de piña vacías en una fuente, utilizando las hojas de la piña como centro para decorar. Vamos vertiendo la mezcla en el interior de cada una de las rodajas, hasta que quede completamente cubierta.

Después añadimos un poco de caramelo líquido por la superficie de cada rueda, dibujando líneas o círculos que le den un toque de fantasía a nuestro postre.

Podemos completar la decoración añadiendo una bolita de nata montada o unas hojas de menta si queremos que sea algo más ligero.

Es importante que, cuando acabemos de decorarlo, lo introduzcamos en la nevera hasta el momento en el que lo vayamos a comer, ya que este postre debe servirse muy frío.

¡Preparaos para sorprender a vuestros invitados en el próximo evento que organicéis y contarnos todos los halagos que habéis recibido con este sencillo y delicioso postre!

Archivado en Apto para celiacos, Caramelo, Crema tropical, Leche, Piña, Postre
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion