Salsa de Zanahoria un acompañamiento para casi todo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuestro recetario va creciendo, y en todo buen recetario debemos tener alguna que otra salsa. Ya sea para acompañar un rico pescado a la plancha o un rico plato de carne a la brasa, muchos siempre vamos en busca de una salsa para mojar. Por eso hoy os traemos una versátil receta de salsa de zanahoria, que hará de vuestros platos una delicia con muy poco esfuerzo. ¿Tenéis el pan listo para degustar?

salsa de zanahoria en salsera

La salsa que hoy os traemos, surgió de la necesidad de acompañar un plato, algo seco, con una rica salsa. Así que me puse manos a la obra y recordaba haber probado una salsa de zanahoria que me pareció deliciosa y suave, que no enmascaraba los sabores propios de el plato. Experimentando llegué a la elaboración de esta receta, que durante el tiempo he ido modificando hasta encontrar la combinación que más me gusta.

El ingrediente principal de esta salsa es la zanahoria, un alimento muy beneficioso para nosotros y que yo utilizó muy habitualmente por su características nutricionales. Es rico en vitaminas y minerales, aunque su componente más abundante es el agua. Y nuestras madres no se equivocaban cuando nos decía que eran buenas para la vista, ya que tienen un compuesto antioxidante que se transforma en vitamina A, la cual es buena para mejorar nuestra visión. Pero también es ideal para que la tomemos en esta época del año que tanto exponemos nuestra piel al sol. Pues su consumo hace que aumentemos la producción de melanina de nuestro cuerpo, la cual es encargada de que nuestra piel se broncee y se proteja de los rayos del sol.

Tiempo de elaboración: 1.30 – 2 hora Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 4 zanahorias medianas
  • 1 tomate mediano
  • 1 puerro
  • 1/2 vaso de Whisky
  • 1/2 litro de caldo de verduras
  • Tomillo
  • Sal

Elaboración paso a paso

  1. Picamos en trozos pequeños el puerro, la zanahoria y el tomate. De este modo será más rápida su cocción y ahorraremos tiempo.
  2. Una vez tengamos todo bien troceado, en un cazo con dos cucharadas de aceite añadimos el puerro y lo sofreímos a fuego medio. Es muy importante que el aceite no este excesivamente caliente pues entonces se nos quemaría con facilidad.
  3. Una ves este el puerro medio cocinado, añadiremos el tomate en dados para que se fría. De vez en cuando le daremos una vuelta con la ayuda de una cuchara de madera para que el tomate no se nos peque en el fondo.
  4. Llegado el momento en que el tomate a reducido ligeramente su tamaño, llega el momento de incorporar la zanahoria troceada. Como la zanahoria necesitará bastante tiempo de cocción y no queremos que el resto de los ingredientes se nos quemen, picaremos en trozos finos esta. De este modo no solo nos ahorramos tener que cocinar aparte la zanahoria, sino que además ahorraremos dinero al reducir el tiempo de cocción. Le incorporamos la sal y el tomillo al gusto.
  5. Dejaremos que todos los ingredientes se cocines hasta que prácticamente hayan consumido todo el jugo. Entonces añadiremos el medio vaso de whisky y mezclaremos, dejando que se evapore el alcohol.
  6. Llegado a este punto llega la hora de triturar todos los ingredientes con la batidora. Añadiremos caldo poco a poco a la mezcla hasta que adquiera la textura deseada. Podemos batirlo hasta conseguir una ligera crema o si lo preferimos podemos añadir menos caldo para obtener una salsa más espesa.

Consejos

Ya tenemos nuestra salsa, ideal para platos de carne aunque yo la utilizo habitualmente para mi receta de albóndigas de garbanzos. Es una salsa muy versátil que preparada con cariño puede ser un perfecto complemento algunos de nuestros platos. Para servirla , basta con que la coloquemos en una salsera y la llevemos caliente a la mesa.

Si preparáis mucha salsa, no os preocupéis. Podéis congelar esta salsa, en recipientes individuales aptos para la congelación y el microondas. De este modo, si un día no tenéis tiempo para elaborar esta rica salsa os bastará con ir al congelador sacar el recipiente y calentarla en el microondas. Yo lo hago habitualmente, pues no todos los días tenemos todo el tiempo que nos gustaría para cocinar. De este modo podréis aprovechar hasta la última gota de vuestra salsa.

¿Conocéis otras salsas a base de zanahoria? ¿Habéis probado esta receta y tenéis una propuesta para mejorarla? ¿Os gustaría conocer otras recetas de salsa? Pues llega el momento de contarnos vuestras ideas y opiniones en el apartado de comentarios. Y recordar que os esperamos en Facebook, Google + y Twitter.

Archivado en Apto para celiacos, Puerro, Tomate, Tomillo, Whisky, Zanahoria
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion