¿Comerías con solo cuatro sentidos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Antes de que el tenedor llegue a la boca del cliente, éste ya ha empezado a juzgar el plato con los ojos (color, variedad, presentación), la nariz (olor), los oídos (el chisporroteo de un plato caliente o el crujido de una verdura fresca), y el tacto (textura-resistencia). Hay estudios que señalan que esa pre-comida es nutritiva.

probar a ciegas

Cuando salimos a caminar y nos provoca algún capricho, hacemos lo imposible por conseguirlo; o cuando tenemos el día libre estamos pensando que cocinar y cogemos el carrito de la compra y vamos directo al supermercado a por nuestro capricho, una vez en la cocina experimentamos momentos de placer al ver como los ingredientes toman forma y que dentro de muy poco degustaremos. Esos momentos previos también forman parte de nuestra comida.

Una de las cosas más interesantes y que no se me había ocurrido antes, es la técnica que ahora se esta usando en Norteamérica y llegando a Europa, consiste en vendarse los ojos para probar cualquier plato o aperitivo que nos ofrezcan. Con esto quedó de lado el dicho todo entra por la vista. Esta técnica nació gracias a Daniel Aronoff joven norteamericano que padece de un tumor en el nervio óptico que lo dejó ciego, descubrió que tenía un gusto formidable a la cual ha sabido sacarle provecho. Mostró gran interés por la tecnología, por lo que comenzó a escribir en un blog acerca de una de sus pasiones: la comida. Comenzó escribiendo críticas sobre algunos restaurantes de su zona y así llegó a convertirse en todo un éxito en la red. Con el nombre de The Real Blind Taste Test (la verdadera prueba de degustación a ciegas), es leído por muchas personas por sus críticas y esperando respuesta a sus comentarios. La clave de su éxito es el no poder ver y solamente critica los sabores de los platos que prueba.

ciegas

Comer con los ojos vendados, una experiencia sublime

Las empresas de alimentación decidieron aventurarse a este reto, creando el concepto de Blind Taste Test (degustación a ciegas), en donde las personas distingen sabores, elijen los que más les gustan, y así las empresas recopilan esos datos y generan sus productos. Esta técnica evolucionó y comenzó a ser experimentada en algunos restaurantes a nivel mundial, naciendo otro concepto llamado Dark Dining Projects, que consiste en hacer cenas en plena oscuridad. Los comensales llegan al restaurante sin saber lo que van a comer y sólo se sientan a degustar la comida que se les sirve, guiándose solo por el olfato y el gusto y no por la vista. Hoy en día muchos restaurantes afamados realizan esta actividad.

¿Te animas a vendarte los ojos? , es algo que vale la pena experimentar. Cuéntame que tal te ha ido con esta nueva experiencia.

Archivado en Comer a ciegas, Daniel Aronoff, Vendarse los ojos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion