La dieta de limpieza de hígado (II)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ayer estuvimos hablando del hígado y de la necesidad de una limpieza de toxinas. Hoy os traemos la dieta definitiva de limpieza de hígado y os explicaremos paso a paso las instrucciones a seguir.

Pomelo rojo

La dieta de limpieza de hígado

Ingredientes necesarios

  • 5 litros de zumo de manzana natural –algunos supermercados los venden, pero ten en cuenta que este zumo está en la zona de zumos refrigerados; también asegúrate de que en la etiqueta pone zumo expimido y no zumo a base de concentrado–.
  • 4 cucharas sal de Epsom –sulfato de magnesio o sulfato magnésico–, es un compuesto químico que contiene magnesio, y cuya fórmula es Mg SO4·7H2O
  • 2 pomelos
  • 100 ml aceite de oliva virgen extra
  • 4 vasos de agua pura –no del grifo–

Aceite de oliva, pomelo y sal Epsom

Paso a paso

La dieta dura 6 días, culminando con la expulsión durante la mañana del séptimo día, así que asegúrate de calcular bien tu horario y colocar la dieta de tal forma como para tener el sexto día por la tarde libre y el séptimo por la mañana también.

  1. Durante 5 días previos a la eliminación de piedras beberemos cada día un litro de zumo de manzana y evitaremos comer alimentos de origen animal –5 días probaremos ser veganos–. Intenta comer alimentos ligeros, calentios como guisos sin carne, pastas integrales con salsas calientes, sopas, cremas, etc.
  2. El sexto día desayunamos y no comemos nada más a partir de las 12:00 del mediodía. Se puede tomar agua durante el resto del día, pero nada más, ya que tenemos que limpiar el colón para la expulsión de las piedras.
  3. A las 18:00 tomamos un vaso de agua –unos 150 ml– con una cuchara sopera de sal de Epsom diluida; tiene un sabor muy amargo, así que intenta tragártelo sin pausas. Es posible que sientas la necesidad de ir al baño dentro de nada; es normal, ya que el sulfato de magnesio es un laxante muy rápido y eficaz.
  4. Exactamente dos horas más tarde, a las 20:00 tomaremos el segundo vaso de agua con la segunda cuchara de sal de Epsom.
  5. Después de 2 horas más, tomaremos un vaso de 100 ml de zumo de pomelo exprimido con 100 ml de aceite de oliva. Después de tomarlo nos sentamos en la cama e intentamos no movernos. Puedes mirar la televisión, leer un libro, ver una serie o una película, cualquier cosa que te relaje y que no te haga levantarte de la cama, incluso dormir. Si sientes un malestar en el estomago no te preocupes, es lo normal; el hígado está empezando a trabajar duro después de darle un descanso de 6 días en los que hemos comido ligero.
  6. El siguiente día por la mañana, a las 7:00 tomaremos el tercer vaso de agua con sal de Epsom. En cuanto vayas al baño mira si no has expulsado ninguna piedra. Tienen el tamaño de una alubia y el color parecido a un guisante. Expulsar entre cinco y diez es lo más normal, pero si aún no has ido al baño y te has quedado dormido no te preocupes, aún hay tiempo.
  7. Dos horas más tarde, a las 9:00 tomaremos el último vaso de agua con la última cuchara de sal de Epsom. Si has seguido paso a paso todas las indicaciones limpiarás tu hígado de las piedras más grandes y más toxicas; después de sacar las piedras grandes observarás copos más pequeñítos que saldrán a lo largo del día. Te sentirás muy bien contigo mismo y con tu cuerpo sabiendo que lo has limpiado de tal forma.

Piedras salidas del hígado

*Nota: La diarrea, la sensación de hinchazón y los calambres son comunes. La sal de Epsom mezclada con agua actúan como un poderoso enema.

Después de eliminar las piedras recordaremos que tenemos hambre, pero ya que el cuerpo está aun bajo los efectos de la sal es aconsejable empezar con comida ligera, frutas y caldos, y esperar hasta la tarde-cena para consumir recetas normales.

Cuándo deberías evitar la dieta

  • Si estas resfriado o enfermo espera hasta que te pongas bien
  • No recomendada para niños
  • Prohibido hacer la dieta si tienes alergia al sulfato de magnesio, al aceite de oliva o al pomelo
  • No hagas la dieta si estás tomando medicación
  • Prohibido para embarazadas; en caso de período de lactancia, consúltelo con su medico

La dieta debería hacerse una vez cada tres meses para expulsar todas las piedras, y después del primer año una vez cada seis meses. Ten en cuenta que el hígado cumple unas 500 funciones; ni te imaginas el favor que os estáis haciendo sin necesidad de pasar por alguna operación.

Si te queda alguna duda o para asegurarte de que no hay ningún impedimento en tu cuerpo para seguir esta dieta, pásate por un fisiólogo y te dará más indicaciones.¡Mucha suerte!

Archivado en Aceite de oliva, Detox, Dieta, Dr Hulda Clark, Hígado, Limpieza, Piedras, Pomelo, Sal de Epsom, Sulfato de magnesio
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion