8 recomendaciones para cocinar con tus hijos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El miedo de cualquier padre es que a sus pequeños les pase algo, por eso muchos los alejan de la cocina y convierten este lugar de la casa en zona prohibida para los niños. Sin embargo, si apostamos por introducir a nuestros hijos en la cocina eso no sólo les servirá de formación para cuando sean mayores y quieran cocinar algo. También será una forma perfecta de introducirlos en la necesidad de alimentarse de forma saludable. Por ello hoy os vamos a dar las claves para que grandes y pequeños disfrutéis de cocinar.

Bebe con gorro de chef sobre la encimera

Algunos métodos educativos, ven el acto de enseñar a nuestros hijos a cocinar como un medio más para la educación. Jugando un papel importante como podría ser otras actividades educativas colaborativas. Por ejemplo el conocido método Montessori se basa en dejar al niño actuar y desarrollar sus aptitudes colaborando en actividades con un adulto, en lo cual la cocina encaja a la perfección.

  1. Empezar por la compra: Este punto es complicado, pues hacer la compra con los más pequeños a veces es un caos. Sin embargo, enseñar a nuestros hijos a elegir la fruta, la carne o el pescado, puede despertar más interés en el niño en lo que come. Sin duda lo mejor es ir con tiempo o ir a comprar exclusivamente los ingredientes para preparar algo juntos, de este modo los pequeños de la casa verán todo el proceso para preparar un plato de comida.

  2. Elabora recetas fáciles: Los niños no quieren ser unos expertos chef, al menos en los primeros años, por eso lo mejor es elegir recetas simples y fáciles. De este modo le permites que puedan participar más y no se aburren viéndote cocinar a ti todo el rato.

  3. Otorgarle alguna tarea: Has que se sienta indispensable para poder terminar la receta. Asigna le tareas pequeñas que pueda realizar sin problemas, como batir, mezclar, rebozar o lavar vegetales. Así estará entretenido y se sentirá parte del equipo.

  4. Deja que experimente: Deja que tu hijo experimente y haga cosas por si mismo, por supuesto con tu supervisión. Por ejemplo si preparamos galletas deja que se pongo a amasar la masa o a extirarla con el rodillo. Es una tarea fácil que a los niños les encanta y conocerá nuevas texturas.

  5. Dale más responsabilidades: Poco a poco deja que haga nuevas tareas, si le enseñas a ser responsable y le recompensas mostrándole algo nuevo seguramente descubrirá el valor de hacer las cosas bien. A medida que crecen, puedes enseñarle a picar alimentos, empezando por frutas blandas que fácilmente podrá picar con un cuchillo que no le corte. Por ejemplo, un plátano maduro se puede cortar en rodajas sin problema con un cuchillo para untar.

  6. Valora su opinión: Es muy común probar la comida antes de servirla, para ver si esta bien de sal o si le falta algo a nuestro plato. Incluye a tu hijo en este paso, pregúntale si le gusta, si le pondría más sal… tú ya sabes si le falta o no algo, pero le encantará probar el primero aquello para lo que ha estado ayudando.

  7. No olvides la decoración: Aunque no hagamos nada especial, no te olvides de presentar un plato agradable a la vista. Es un paso en el que los niños pueden ayudar y en el que también disfrutan mucho.

  8. Disciplina pero dejando libertad: Esta claro que en la cocina mandas tú y sin duda esa es la clave para que todo funcione como es debido. No obstante, es importante valorar la iniciativa de nuestros hijos y dejarles también actuar un poco por su cuenta. Por ello, si tu hijo te pide por ejemplo remover una salsa que esta al fuego, no le digas que no de entrada. Explícale que ha de tener cuidado y ayúdale a que el pueda hacerlo.

Un niño y una niña en la cocina con su madre

Poco a poco los niños irán creciendo y hacer estas actividades pueden fomentar su formación a la vez de ser unos momentos muy bonitos para compartir con tus hijos. Introducir a los niños en la cocina es hacerles más responsables, mostrarles lo que es la alimentación sana y una excelente herramienta para enseñar a tus hijos a aplicar materias como por ejemplo las matemáticas. Por eso en mi cocina se admiten niños, eso sí que se pongan el delantal porque aquí toda ayuda es poca.

¿Dejáis a vuestros hijos entrar en la cocina? ¿Ya saben preparar algún plato solos? ¿Cuales son tus trucos para que disfrutéis todos cocinando? No dejéis de contarnos vuestras ideas o vuestra experiencia aplicando estos consejos a continuación.

Archivado en Cocinar con niños, Consejos, Niños
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion