Ensalada gourmet con pistachos y queso fresco

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Todos sabemos que llegados a cierta edad, las cenas son algo que debemos de controlar mucho si no queremos que nuestra curva de la felicidad sea cada vez más prominente. Pero no siempre tenemos las ganas, ideas o tiempo necesario para preparar un plato adecuado. Hoy en Placer al plato, tomaremos una rica ensalada muy rápida de preparar y cuyos ingredientes podrás tener en el frigorífico sin mucho esfuerzo. ¡Adelante!

Pistachos y queso fresco

Hoy en Placer al plato queremos traerte una receta sencilla, rápida de hacer y que es bastante económica. El mundo de las ensaladas es vasto, se pueden realizar de miles de maneras diferentes y con casi cualquier cosa, cada chef le da su toque diferente pero lejos de las típicas ensaladas que encontramos en los restaurantes, en esta ocasión te proponemos una que no lleva ninguna etiqueta. Se trata de una ensalada que tiene muchas variantes, algunas de las cuales trataremos en este, tu blog de cocina.

Te servirá de acompañamiento a la comida o simplemente como una buena cena ligera pero que te dejará satisfecho. Los ingredientes, como podrás comprobar, son muy accesibles y se encuentran en cualquier mercado que tengas cerca de casa, por lo cual reúne las condiciones perfectas para que puedas prepararla en un abrir y cerrar de ojos. Sin más dilación, vamos de lleno con los detalles de este versátil y tan popular plato que es muy habitual en mi cocina y espero que a partir de ahora, también lo sea en la tuya.

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Dificultad: baja

Ingredientes

  • Una bolsa de lechuga variada con escarola rizada, radicchio y canónigo. La podrás encontrar en cualquier supermercado por poco más de un euro. Valen también otros preparados similares.

  • 60 – 80 gr de queso fresco en dados. En este caso yo usaré Burguitos de Arias, que viene dividido en pequeñas porciones y es muy rápido de incorporar al plato.

  • Pistachos

  • Tomates cherry peras (los más pequeños)

  • Aceite de oliva

  • Vinagre balsámico de modena

  • Opcional: bocaditos de Alba (tostas de pan) con sabor a queso y cebolla o jamón serrano y tomate para acompañar.

Elaboración paso a paso

  1. Vertemos la mitad del preparado de ensalada en un bol o plato grande.

  2. Tras lavar los tomates, ponemos unos cuantos (al gusto) sobre la ensalada. Yo suelo poner unos cinco o seis.

  3. Añadimos el queso fresco en pequeños trozos, en el caso de los Burguitos simplemente tendremos que apretar el molde de cada porción para que estos caigan directamente en el plato.

  4. Pelamos una buena cantidad de pistachos, entre 20 y 30, y los añadimos.

  5. Aliñamos con un chorrito de aceite de oliva y vinagre balsámico, para darle un poco de jugo a la ensalada.

  6. Colocamos unas cuantas tostas alrededor del plato y ya está listo para servir, y lo más importante, comer.

A la mesa

Pues tras unos veinte minutos de preparación, si lo hemos hecho con calma, tendremos lista esta rica ensalada que nos servirá bien de acompañamiento, como hemos comentado, o de cena. Hay múltiples formas de prepararla y con muchas variaciones. Próximamente en Placer al plato os iremos ofreciendo distintas versiones con algunos otros ingredientes, de manera que puedas cenar ensalada varias veces a la semana pero nunca de la misma forma, así no caeremos en la monotonía y no nos cansaremos de tanto verde.

Cabe mencionar que las cantidades citadas son para un solo comensal. Si hubiera más, basta con multiplicar las cantidades para obtener una ensalada de mayores proporciones, sin más. Pero no podemos dar por terminada esta receta sin pedir tu opinión al respecto.

¿Qué opinas de esta ensalada? ¿Cuáles crees que deberíamos incluir?

Archivado en Apto para celiacos, Cena rápida, Ensalada, Lechugas, Pistachos, Queso fresco, Tomates
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs