Descubre la receta de salsa marinara, ideal para realzar el sabor de muchos platillos

Descubre la receta de salsa marinara, ideal para realzar el sabor de muchos platillos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Salsa de tomate

La salsa marinera o marinara, es una salsa roja de origen italiano que se prepara con tomate, hierbas, cebolla y ajo, entre otras especias. Algunas de sus variantes incluyen aceitunas y también alcaparras. En la cocina tradicional italiana, suele emplearse esta salsa para darle sabor a las pizzas, mariscos, arroces y pastas. Incluso, actualmente, se ha empleado en la gastronomía norteamericana como salsa para mojar aperitivos. Si quieres saber cómo hacerla ¡Vamos ya a por la receta!

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de oliva
  • 1 lata grande de tomate triturado
  • 1 lata pequeña de pasta de tomate
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1 taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 hojas de laurel
  • ½ taza de vino tinto
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • ½ taza de agua

Elaboración paso a paso

  1. Coloca el aceite en una olla y lleva a fuego medio. Cuando esté caliente, incorpora la cebolla picada y los dientes de ajo picados o machacados. Deja rehogar.
  2. Una vez que la cebolla esté translúcida, añade la lata de tomate triturado, el perejil, la albahaca, el vino y el agua.
  3. Mezcla muy bien y salpimienta al gusto.
  4. Agrega las hojas de laurel mientras continúas cocinando. Tapa la olla y deja cocinar durante 35-40 minutos a fuego bajo removiendo de vez en cuando.
  5. Una vez transcurridos los 35 o 40 minutos, retira la salsa del fuego, quítale las hojas de laurel y listo. ¡Ya puedes usarla!

Como podrás ver, la salsa marinara es muy fácil de hacer y, si lo deseas, puedes omitir la media taza de vino tinto o incluso utilizar vino blanco si te gusta más. Como dato curioso, te comento que la salsa marinara o marinera fue creada por cocineros a bordo de barcos napolitanos en el siglo XVI, después de que los españoles introdujeran el tomate en Europa. Esta salsa sin carne era muy fácil de elaborar y demoraba mucho en echarse a perder, gracias a la acidez de los tomates, lo que la hacía perfecta para los viajes marítimos largos.

Si te ha gustado esta receta de salsa de tomate, dale un vistazo a la categoría Salsas en donde encontrarás muchas otras más para realzar el sabor de tus pastas favoritas u otras recetas.

Archivado en Salsa, Salsa roja, Salsa tomate
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs