El arroz, protagonista en la dieta española

El arroz es uno de los elementos imprescindibles en la dieta mediterránea y el segundo cereal más cultivado en el mundo.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El arroz, protagonista en la dieta española

El consumo de arroz en España supera los 180.000 kilogramos anuales, una cantidad que llega como resultado de un constante e imparable aumento desde el pasado 2016. El arroz es uno de los elementos imprescindibles en la dieta mediterránea y el segundo cereal más cultivado en el mundo. La variedad de platos y recetas es inabarcable, siendo dentro de la cocina española imprescindible y vital para el conjunto de su aclamada gastronomía.

La rica y variada gastronomía española lleva inherentemente el arroz como protagonista de sus numerosos platos. El chef que quiera aprender a cocinar los platos más típicos nacionales deberá saber como hacer paella de marisco, arroz brut, morcilla de arroz, arroz con liebre, cazuela de arroz o arroz con leche, entre otras muchas recetas.

En el presente artículo, se van a relacionar dos de las recetas con arroz más populares dentro de la gastronomía nacional; la paella valenciana y el arroz con pollo, dos delicias tradicionales en la cocina española al alcance de cualquiera.

La paella valenciana

Reconocida en el mundo entero, es posiblemente el plato más famoso de la cocina nacional en el extranjero. Típico plato festivo que se suele preparar en el campo o en el terreno del chalet al fuego de la leña y que tiene ingredientes muy concretos, aunque permite variaciones mínimas según la temporada. Se dice que hasta el tipo de leña debe considerarse importante, concretamente el recomendado es la del naranjo.

Paella valenciana

Ingredientes

La paella valenciana, como norma general, se hace para grupos de personas más o menos amplios, por lo que la receta que se va a ofrecer a continuación será para 12 comensales. De este modo, los ingredientes serán:

  • 1 1/2 kilos de arroz bomba
  • 1 pollo de corral
  • 1/2 conejo
  • 500 g de judía verde plana
  • 500 g de garrofón (legumbre similar a la haba)
  • 600 g de alcachofa (opcional)
  • 500 g de caracoles
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimentón dulce
  • tomate triturado
  • azafrán, romero fresco y sal

Preparación

El sofrito deberá ser el primer paso y deberá hacerse en la propia paellera. Se sofríe en abundante aceite el pollo, el conejo, las alcachofas, las judías y los caracoles. Se sazonará con algo de sal reservando el pimentón para el final. Una vez dorados estos productos, se le añade el tomate triturado rehogando.

Una vez el sofrito esté preparado se añade una cantidad de agua que irá en relación al fuego, al grado de humedad, al tamaño de la paella… como medida estándar se suele recurrir a tres veces la cantidad de arroz, aunque dependerá del buen ojo del chef.

Se aumentará la potencia del fuego, con más leña, más gas o todas las resistencias de la vitro para que el caldo se lleve media hora aproximadamente en hacerse. Es el momento justo para verter el azafrán (sazonador de paella en su defecto).

Se añade el arroz “en caballete”, es decir, en diagonal y se distribuye por toda la paellera. Se deja cocer durante 15 o 20 minutos, un factor que vendrá determinado por el tipo y tamaño del grano de arroz y la potencia del fuego, se tiene que dejar que se consuma o irlo bajando gradualmente.

A la vista el arroz debe quedar completamente seco y suelto y se añadirá agua caliente en caso de necesitarlo. A mitad de la cocción, también se permite poner algo de romero, que se retira antes de servir. Por último, es aconsejable dejar reposar la paella unos minutos tapada con un gran paño.

El arroz con pollo

Posiblemente una de las recetas más socorridas a nivel familiar que gusta tanto a pequeños como a mayores, es un plato completo, muy saludable y nutritivo.

Arroz con pollo

Ingredientes

Los ingredientes de este delicioso plato son fáciles de conseguir y, posiblemente, formen parte permanente de la alacena de cualquier cocina hogareña. Para llevarlo a cabo para que cuatro personas se queden satisfechas solo hará falta:

  • 1 pechuga de pollo o 2 muslos y contramuslos deshuesados
  • 400 g de arroz
  • 4 dientes de ajo
  • Unas ramitas de perejil
  • 2 tomates
  • Sal al gusto
  • 1 cucharadita colmada de cúrcuma
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1,5 litros de caldo de pollo

Preparación

En primer lugar, se saltea el pollo, es decir, se trocea y se fríe en una sartén con algo de aceite de oliva, tratando que una vez dorado mantenga su textura. Posteriormente, se incorpora el majado previamente realizado con los ajos, el perejil y la sal y se deja que se cocine durante unos minutos. Después, se la añaden los tomates triturados.

Sobre la mezcla se incorpora el arroz que se salteará durante un par de minutos junto a la cúrcuma, que será el ingrediente que le dé el aspecto amarillento. Por último, se añaden 6 tazas de agua, preferiblemente caldo de pollo, preparado anteriormente o uno comercial, para dejar que se cocine a fuego lento durante unos 20 minutos, aproximadamente, vigilando que no se quede sin agua.

Con el fuego apagado, se dejará reposar durante otro par de minutos antes de servir.

Archivado en Arroz, Pollo, Recetas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion