Cómo almacenar melocotones después de comprarlos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cómo almacenar melocotones después de comprarlos

Los melocotones maduros seguirán madurando después de ser recolectados, por tanto, cuando llegue la hora de almacenarlos, tendrás varias opciones. Continúa leyendo para saber cómo almacenar melocotones después de comprarlos.

Quizás también te puede interesar: 5 alimentos que nunca debes comer crudos

Melocotones muy maduros

Si los melocotones que tienes a mano están completamente maduros pero no estás listo para comerlos, simplemente guárdalos en el refrigerador. El frío parará su maduración. Revisa los melocotones con frecuencia, pues el aire frío del refrigerador puede deshidratarlos y arrugar su piel. En resumen, un melocotón perfectamente maduro debería comerse lo antes posible.

Melocotones poco maduros

Sin embargo, si tus melocotones no están listos aun para comer, tendrás que mantenerlos en la encimera de la cocina. Incluso puedes dejar que se asienten en un lugar soleado para acelerar el proceso de maduración (solo asegúrate de que ese lugar no se caliente tanto).

Melocotones sin madurar

Para acelerar el proceso de maduración, envuelve los melocotones en papel de periódico. De esta manera capturarás el gas de etileno que emiten naturalmente y acelerarás la maduración. Envolver las frutas en una bolsa de plástico puede no ser favorable en el proceso de maduración, ya que este no absorbe la humedad, lo que puede generar gérmenes y hongos.

Importante

  • Si has mantenido los melocotones en la encimera de la cocina o bien los has envuelto en papel, una vez que hayan madurado, asegúrate de comerlo o de llevarlo a la nevera hasta que esté listo para comerlo de modo que no vaya de maduro a podrido.

  • En todos los casos los melocotones deben respirar, por lo que los envoltorios deberán tener orificios.

  • Si no puedes comer todos los melocotones que tienes congélalos. Para ello, pélalos y córtalos en rodajas. Ponlos en una sola capa sobre una bandeja para hornear previamente cubierta con papel pergamino y lleva al congelador durante al menos cuatro horas. Transfiere las rodajas de melocotón congeladas a una bolsa plástica con cierre, extrayendo la mayor cantidad de aire posible, y mételos nuevamente al congelador hasta que estés listo para usarlos.

Te recomendamos leer: Esta es la razón por la que los huevos marrones son más caros que los huevos blancos

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo almacenar melocotones después de comprarlos? Deja tus comentarios y visita la categoría Básicos para conocer más trucos y consejos.

Archivado en Consejos, Fruta
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs