Si eres intolerante a la lactosa, no abandones los lácteos por completo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Yogur

Para muchas personas, un vaso de leche fría o una copa helada después del mediodía, implica una tarde de flatulencias, calambres y diarrea, pues son molestias que sufren las personas con intolerancia a lactosa, el principal azúcar de los lácteos. Es común que quienes padezcan de problemas para digerir la lactosa, remuevan de su dieta los lácteos, ocasionando deficiencias de calcio y otros nutrientes fundamentales para la salud. No obstante, es primordial comprender que, para quienes sufran este trastorno, no todos los lácteos causan malestares.

Y es aquí donde el yogur juega un papel vital, dado que posee características beneficiosas para los intolerantes a la lactosa y una de ellas es su contenido de enzimas como la lactasa que se encuentra contenida en las bacterias de dicho producto. Muchos postres lácteos que no precisan frío, fueron tratados térmicamente, por lo que las bacterias han desaparecido por completo y, por ende, no tienen los mismos efectos beneficiosos que el yogur.

Por otro lado, cabe destacar que el yogur puede ser consumido por intolerantes a la lactosa porque sus fermentos llegan vivos al intestino donde ayudan a romperla y digerirla. Gracias a la acción de los fermentos se crea el yogur con su delicioso y característico sabor, textura y propiedades. Además, contiene 4g de lactosa y la mayoría de las personas diagnosticadas con esta afección pueden tolerar la ingesta de 12g de lactosa presentando muy pocos síntomas o ninguno.

Una porción de 125g de yogur posee menos de 5g de lactosa, que se encuentra dentro de la dosis recomendada. Asimismo, el yogur es una excelente opción para cubrir las necesidades de calcio, un mineral esencial para el buen desarrollo de los huesos y de los dientes, la coagulación de la sangre, el mantenimiento de un ritmo cardiaco normal, la secreción de hormonas y otros químicos, el envío y la recepción de señales nerviosas y la contracción y relajación muscular.

De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, el 34% de los españoles poseen problemas para asimilar la lactosa y muchos otros aún no lo saben. Si bien no se conoce una forma de prevenir este trastorno, puedes prevenir sus síntomas reduciendo la cantidad de alimentos con lactosa, pero no eliminándolos por completo e incorporando suplementos de calcio con vitamina D para evitar la carencia de estos nutrientes, como así también consumir alimentos con calcio.

Si eres intolerante a lactosa o percibes algunos síntomas, habla con tu médico para tener una mejor referencia de aquellos alimentos que puedes o no consumir.

Archivado en Calcio, Leche sin lactosa, Yogur, Yogurt
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion