Deliciosa receta de Jamón Legado Ibérico, membrillo y queso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Rollitos de jamón ibérico membrillo y queso

Recetas como las que se presentan en este artículo permiten disfrutar de todo el sabor, aroma y textura de un jamón sin igual, el Jamón Legado Ibérico, a la vez que se consume un alimento con múltiples cualidades beneficiosas para el organismo.

A los amantes de la buena mesa, le sobran los motivos para degustar un buen plato de Jamón Legado Ibérico, de exquisito sabor, válido tanto para comer solo, acompañado de una copa de vino, como para formar parte de recetas más elaboradas para compartir y disfrutar en familia o con amigos.

En este artículo, se presenta un plato delicioso, que combina las características únicas del jamón de calidad con el dulzor del membrillo y el equilibrio que da el queso. Pero, además, se darán a conocer, para aquellos que todavía no lo sepan, las magníficas propiedades del jamón ibérico y los beneficios que trae para el organismo su consumo.

Rollito de jamón Legado Ibérico, membrillo y queso

Esta es una receta perfecta para la temporada de otoño invierno, aunque es igualmente deliciosa en cualquier época del año. No obstante, en esta época, los productos de temporada como la calabaza, las setas, las castañas o el membrillo cobran mucho protagonismo. En este caso, el membrillo va a jugar un papel esencial en la combinación con el exquisito sabor del auténtico jamón ibérico.

Este rollito es sumamente sencillo de preparar, pero no deja de ser un maravilloso aperitivo, apto tanto para comidas informales como para una cena de gala, como la de navidad, o cualquier otra celebración. Y lo mejor de todo, tan solo se necesitan 15 minutos para su elaboración. El éxito de este plato está en la calidad de sus ingredientes, por eso, en el caso del jamónno hay que jugársela y optar por los excelentes productos de Legado Ibérico, con ese sabor intenso e inigualable que lo caracteriza.

En el caso del membrillo, un producto de temporada, hay excelentes opciones en el mercado, al igual que variedades de quesos, en dependencia de la intensidad que se le quiera otorgar. No obstante, debido a la potencia del sabor del jamón ibérico y el membrillo, en este caso, mejor optar por un queso tierno o semicurado. Como se ha indicado, se trata de una receta muy sencilla, apta para principiantes que quedarán muy bien con sus invitados. Aquí van los ingredientes y la receta paso a paso.

Ingredientes

Los ingredientes para esta receta son muy fáciles de conseguir en cualquier supermercado. Se necesitan para 4 rollitos, 16 lonchas de jamón Legado Ibérico (4 por cada ración), 4 rebanadas de pan a elección del consumidor (el pan de molde integral le va muy bien), 4 lonchas de membrillo y 4 lonchas de queso tierno o semicurado.

Paso a paso

El primer paso será colocar todos los ingredientes en la encimera para tenerlos todos a mano a la hora de ir elaborando la receta: lonchas de jamón, rebanadas de pan, lonchas de queso y lonchas de membrillo. La cantidad dependerá del número de rollitos que se quieran preparar.

En segundo lugar, hay que aplanar las rebanadas de pan para hacerlo más fino y que se pueda enrollar mejor con el resto de ingredientes. Se puede utilizar un rodillo de cocina para esta tarea.

En tercer lugar, se situarán 4 lonchas de jamón Legado Ibérico extendidas para preparar el primer rollito. En este paso, es importante que las lonchas queden bien superpuestas, una encima de la otra, sin dejar agujeros en medio de unas y otras.

En cuarto lugar, se colocan el resto de ingredientes en este orden: primero el pan previamente aplanado, después una loncha de queso y encima de este el membrillo.

Por último, llega el momento de enrollar con sumo cuidado para que quede perfecto. Repetir los pasos hasta haber elaborado todos los rollitos deseados. Como idea de presentación, se puede decorar con unos frutos secos de temporada.

Beneficios del jamón ibérico para el organismo

El jamón ibérico no solo tiene un sabor delicioso, una textura y un aroma inigualables, sino que es un excelente producto a nivel nutricional. Se trata de un auténtico tesoro de la gastronomía española, muy apreciado dentro y fuera de nuestras fronteras, tanto por sus cualidades organolépticas como por los beneficios a la salud.

Se trata de una fuente de proteínas de gran calidad, con elevados índices de ácido oleico que aporta la bellota. Una característica que no solo aseguran su delicadeza y palatabilidad; sino que le otorgan unas propiedades muy saludables.

Entre los principales beneficios de consumir jamón ibérico con regularidad se encuentran los siguientes.

Prevención de enfermedades cardiovasculares y de la anemia

Una primera cualidad de alto valor para la salud se debe a su alto contenido en ácido oleico y tocoferoles naturales, aportados por la bellota. Este ácido graso monoinsaturado ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, reduciendo los niveles de LDL (colesterol malo) y mejorando los de HDL (colesterol bueno).

Por otro lado, su alto contenido en hierro hace que sea un gran aliado contra la anemia.

Disminución de la fatiga en deportistas

Ofrece un gran aporte proteico, con una cantidad de grasas equilibrada y pocas calorías. 100 gramos de jamón ibérico aportan 34 gramos de proteínas, un alimento perfecto para ganar masa muscular.

Reducción de la ansiedad y el estrés

Este efecto se debe a sus altos niveles de triptófano, por lo que actúa como un antidepresivo natural. En este sentido, su consumo ayuda lidiar con el estrés y a reducir la ansiedad, beneficiando el estado anímico en general.

Archivado en Carne, Navidad, Queso, Recetas navideñas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion