Pizza de gorgonzola fina y crujiente, receta paso a paso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pizza gongonzola

Las pizzas italianas son realmente deliciosas y pueden componerse de diversos ingredientes, tan solo es cosa de usar la imaginación para crear una pizza original y exquisita. En Placer al Plato hemos compartido una gran cantidad de recetas de pizzas con queso mozzarella, cebolla e incluso una elaborada con harina de garbanzos, mejor conocida como fainá. Esta receta que te enseñaremos a continuación lleva queso Gorgonzola, que es un queso azul a base de leche de vaca que puede ser dulce o salado.

Ingredientes

  • 300g de harina de fuerza o 000
  • 175c.c. de agua templada
  • 7g de levadura seca
  • 7g de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 200g de queso cremoso/mozzarella
  • 100g de queso gorgonzola
  • Salsa de tomate frito

Elaboración

  1. Coloca la harina en un recipiente amplio y haz un hueco en el centro para incorporar el agua templada y la levadura seca. Coloca el aceite de oliva y la sal en un costado para que esta última no entre en contacto directo con la levadura y haga que “muera”.
  2. Remueve con una cuchara y amasa posteriormente con ayuda de tus manos durante unos cuantos minutos hasta obtener una masa flexible, suave y poco grumosa.
  3. Haz un bollo y coloca dentro de un recipiente enharinado. Engrasa la superficie del bollo con aceite de oliva y cubre con papel film. Deja fermentar en un lugar cálido hasta que duplique o triplique su tamaño.
  4. Espolvorea la superficie de trabajo con harina y divide la masa en dos.
  5. Precalienta el horno a 220º C mientras estiras el bollo sobre papel vegetal o mantequilla y formas un círculo de igual tamaño que la pizzera.
  6. Engrasa con aceite el molde y coloca la masa estirada en el mismo.
  7. Añade salsa de tomate frito al gusto y esparce muy bien sin llegar a los bordes.
  8. Coloca queso cremoso junto con el gongonzola sobre la pizza y algunas mitades de aceitunas de negras.
  9. Lleva la pizza al horno sobre la rejilla más baja durante 12 minutos o hasta que los bordes estén dorados y el queso fundido.
  10. Espolvorea con orégano si deseas y sirve antes de que se enfríe.

Esperamos que te haya gustado esta pizza y que puedas dejarnos tu comentario. Ten en cuenta que puedes no solo usar queso cremoso y gongonzola, sino también roquefort, etcétera.

Archivado en Pizza, Queso, Queso azul
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion