Todos los tips para hacer la pizza perfecta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pizza

Aunque la pizza es italiana y no tenemos dudas de ello, no se sabe con exactitud su fecha de origen. John Dickie explica en su libro Delizia la historia de la comida italiana y, según él, el término “pizza” comparte su origen con la pide turca y la pitta griega, por lo que suponemos que es bastante antiguo. Incluso hay algunas referencias a la pizza desde el año 1700. Aunque en todo el mundo se come pizza, muchos restaurantes y hogares no respetan las normas de la cocina tradicional italiana y, aunque no pretendemos ser los grandes maestros de la pizza, sí te vamos a dejar algunos consejos para hacer la pizza perfecta.

Quizás también te pueda interesar: Pizza de atún, cebolla y maíz, receta paso a paso

Ingredientes

  • 160g de harina 0000
  • 100ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal fina
  • 1 cuchara de aceite de oliva
  • 7g de levadura fresca
  • Salsa de tomate frito c/n
  • Queso o mozzarella

Elaboración paso a paso

1. Para hacer la pizza perfecta, disuelve la levadura fresca en el agua tibia y deja reposar en un lugar cálido tapado durante 10 minutos.

2. Coloca la harina y la sal en un recipiente y vierte el agua con la levadura. Amasa de a poco a medida que echas el agua hasta obtener una masa homogénea.

3. Amasa durante unos minutos y ve echando más cantidad de harina si fuera necesario hasta lograr una masa que no se pegue a la mesa o las manos.

4. Una vez que obtengas una masa elástica y homogénea, vierte el aceite por encima y amasa nuevamente para que lo absorba.

5. Haz un bollo y realiza un corte en cruz para que crezca bien. Regrésalo al bol, cúbrelo con un paño húmedo y déjalo reposar durante cuatro horas.

6. Deja la masa en un sitio templado con una temperatura de 25 ° C.

7. Calienta el horno a temperatura máxima y divide el bollo en dos. Estira la masa con ayuda de un rodillo y prepara dos pizzas redondas de 30cm de diámetro, bien finas.

8. Coloca una piedra para el horno encima de la rejilla para que la masa pierda humedad rápidamente y quede mucho más crocante.

9. Pon la masa en la rejilla o piedra y caliéntala durante dos minutos.

10. Retira la masa de la pizza del horno y agrega la salsa de tomate frito y el queso o la mozzarella, y el resto de los ingredientes que hayas elegido.

11. Devuelve la pizza al horno y hornea hasta que los bordes estén dorados. Retira la pizza y añade los ingredientes frescos que no hayas metido al horno. Sirve de inmediato.

¿Qué te ha parecido esta receta de pizza casera? Deja tus comentarios y visita la categoría Pastas para aprender a hacer muchas otras recetas más.

Archivado en Pizza, Queso Mozzarella, Tomate frito
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs