Consejos para que el arroz blanco nunca se pase

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Arroz blanco

El arroz blanco es un ingrediente versátil y su preparación es simple aunque si eres principiante, probablemente no la domines. También están aquellos que tienen cierta experiencia haciendo arroz blanco, pero este nunca les queda bien y esto ocurre por algún error en la elaboración. Hay tres tipos de arroces como referencia: el blanco de grano corto, el integral y el blanco de grano largo. Si quieres saber cuáles son los mejores métodos de cocción para que todos puedan servirse en la mesa en su mejor punto, toma nota de los siguientes trucos.

Quizás también te puede interesar: Arroz tres delicias, receta paso a paso

Existen dos claves para que el arroz blanco quede en su punto: el tiempo y la proporción. Si cocinas el arroz blanco en poco tiempo probablemente quede al dente, un estado que, a diferencia de lo que sucede con las pastas, no suele ser adecuado, a no ser que por motivos de dieta este deba tener un menor índice glucémico. Por otro lado, si cocinas del arroz durante mucho tiempo, lo que provocarás es que los granos se peguen entre sí y queden con una textura blanda y gomosa.

Si usas demasiada agua puede que el arroz de quede muy húmedo, mientras que una cantidad escasa, hará que los granos acaben chamuscándose. Para evitar estos errores, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Utiliza dos tazas de agua por cada taza de arroz de grano largo.

  • Usa una taza y ¼ de agua por cada taza de arroz de grano corto.

  • Emplea una taza y ¾ de agua por cada taza de arroz integral.

Cocción del arroz

Arroz blanco cocido

Antes de poner a hervir el arroz, es importante que enjuagues el arroz en el grifo ayudándote con un colador o un escurridor para eliminar el almidón sobrante. Puedes llevar a cabo esta operación unas tres veces, o bien esperar a que el agua que se filtra por el colador quede transparente.

Pon el agua y el arroz en una olla y agrega una pizca de sal opcionalmente. Lleva la cacerola a fuego medio y cuando comience a hervir, remueve con una cuchara de madera y disminuye el fuego de medio a lento. Pon la tapa sobre la olla y dejar cocer durante 18 minutos el arroz de grano largo, 45 minutos el integral y 15 minutos el de grano corto.

Una vez que hayas alcanzado el tiempo aconsejado, apaga el fuego y deje reposar durante 10 minutos sin retirar la tapa. Así obtendrás un arroz blanco perfecto.

Te recomendamos leer: Croquetas de arroz con queso, receta paso a paso

¿Qué te han parecido estos consejos que el arroz blanco nunca se pase? Deja tus comentarios y visitará categoría Arroces para conocer muchos más trucos y preparaciones.

Archivado en Agua, Arroz, Consejos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs