Flan de café casero, otra receta para esta navidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

flan acabado

Existen multitud de postres en los recetarios cuyo ingrediente es el café. Algunos tienen un sabor demasiado intenso a café y eso tiene como consecuencia que a la gente que no le guste el café, como a mi, no nos acaben de convencer esas recetas. Sin embargo, hoy os presento una que ha cambiado mi reticencia a los postres cocinados con café. Este flan de café casero es muy cremoso y rico, es un postre que agrada a todo el mundo, y que conquista a los paladares más exigentes. Y, como no, es otra opción de postre para esta navidad.

Raciones: 8 comensales

Tiempo de elaboración: 2 horas aproximadamente

Dificultad: Media

Ingredientes

  • 1 litro de nata para cocinar
  • 1 sobre de preparado para flan royal de 8 raciones
  • Café soluble normal o descafeinado (al gusto)
  • Agua
  • Caramelo líquido

Elaboración paso a paso

  1. Vertemos el caramelo líquido en el molde, podemos usar el que viene en la caja de royal, o hacer nuestro propio caramelo siguiendo los pasos que vimos en la receta del flan de turrón. Lo reservamos.
  2. Separamos en una taza un poco de nata y en ella disolvemos el sobre de flan royal.
  3. Ponemos a medio fuego el resto de la nata.
  4. Cuando la nata esté a punto de ebullición vertemos la mezcla hecha en el paso 2.
  5. Dejamos que la mezcla continúe a medio fuego.
  6. Simultáneamente, calentamos agua hasta el punto de ebullición.
  7. Cuando el agua haya hervido, la volcamos en un pocillo de café, en el que disolveremos 3 cucharadas soperas de café soluble.
  8. Volvemos al paso 5, cuando la nata esté a punto de ebullición, volcamos el café recién hecho y removemos.
  9. Llevamos la mezcla a ebullición, dejándolo hervir unos segundos.
  10. Retiramos del fuego la mezcla y la dejamos reposar dos minutos en los que no paramos de remover.
  11. Vertemos la mezcla en el molde.
  12. Cuando se haya enfriado y el molde ya no queme, lo introducimos en la nevera durante al menos una hora.
  13. Una vez haya cuajado se podrá servir frío de la nevera o a temperatura ambiente.

Consejo

La forma ideal del molde sería rectangular, el motivo es porque en el momento de hacer las divisiones, en caso ser más de 8 comensales, es mucho más sencillo ajustar el tamaño de las raciones.

Debo explicaros también por qué usamos café soluble en lugar de café normal, lo hacemos ya que si usamos el segundo, la mezcla quedará muy líquida y no cuajará bien en flan.

A la mesa

Este flan de café se podría presentar de muchas maneras, una idea sería acompañarlo de una bola de helado de vainilla, otra alternativa sería realizar una mezcla de sabores y colores presentándolo con unas fresas. Existen infinidad de maneras de combinar este flan, por lo que además de gozar nuestro paladar con él, estimulará nuestra creatividad para variar sus acompañamientos cada vez que lo realicemos. Espero que os haya gustado, y como siempre os digo: ¡Que aproveche!

Archivado en Café, Caramelo líquido, Flan royal, Nata, Navidad, Recetas navideñas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion