Receta de cupcakes de red velvet

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Receta de cupcakes de red velvet

El color rojo del bizcocho es lo que caracteriza a estos cupcakes de red velvet norteamericanos que son ideales para festejar cualquier cumpleaños, para regalar en San Valentín o para Navidad. Te aseguro que nunca fallan y es por ello que hoy te propongo hacerlos con un poco de cacao y vainilla para darles un suave sabor cubiertos con un frosting de queso blanco.

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 1 hora

Raciones: 24

Ingredientes

Para los cupcakes

  • 300g de azúcar

  • 250g de harina floja

  • 2 huevos

  • Extracto de vainilla

  • Colorante rojo

  • 1 cucharada de mantequilla

  • 1 ½ cucharadita de bicarbonato sodio

  • 1 cucharada de vinagre blanco

  • 250c.c. de buttermilk

  • 1 pizca de sal

  • 6 cucharadas soperas de cacao en polvo

Para el frosting

  • 450g de queso crema

  • 125g de mantequilla

  • 250g de azúcar glas (impalpable)

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración paso a paso

Elaboración de los cupcakes

  1. Enciende el horno a 180º C y coloca moldes de papel (pirotines) sobre una fuente.
  2. Bate la mantequilla con el azúcar en una batidora eléctrica hasta obtener una mezcla cremosa.
  3. Añade los huevos, dos cucharadas de colorante y el extracto de vainilla. Continúa batiendo e incorpora el buttermilk, el vinagre y el bicarbonato de sodio.
  4. En un recipiente mezcla el cacao, la sal y la harina e incorpora la preparación anterior a esta hasta que se integren todos los ingredientes.
  5. Rellena los moldes de papel hasta llegar a los 2/3 del mismo y hornea durante 25 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo, este salga limpio.
  6. Deja enfriar y decora con el frosting de queso que aprenderás a continuación.

Elaboración del frosting de queso

  1. Bate en un recipiente el queso crema con la mantequilla a temperatura ambiente hasta obtener una preparación cremosa.
  2. Después incorpora el extracto de vainilla y el azúcar impalpable y continúa batiendo.
  3. Guarda en la nevera hasta que se enfríe y utiliza.

Un poco de historia

Algunos libros de cocina del siglo XX como por ejemplo el “The Oxford-University Methodist Church Community Cookbook” ha nombrado al bizcocho de red velvet, dado que en aquella época solían ponerles nombres atractivos y sensuales a los postres para darle placer al paladar. A los bizcochos de miga fina se los denominaba velvet o terciopelo y el término red o rojo era para diferenciar a aquellos que estaban hechos con azúcar de color rojo o azúcar moreno. Sin embargo, en la actualidad el bizcocho red velvet es coloreado para que tome ese color y se vea más llamativo.

Consejos

Si no consigues buttermilk comercial, no te preocupes, ya que puedes sustituirlo con yogur + leche. Para ello, mezcla 180ml. de yogur natural con 60ml. de leche y revuelve hasta conseguir una preparación homogénea.

Si quieres aprender a hacer bizcocho, échale un vistazo a las recetas de la sección repostería de Placer al plato.

Archivado en Bizcocho, Bizcocho de terciopelo rojo, Cupcakes, Frosting, Queso crema, Red Velvet
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion