11 recetas de sopas rápidas que estarán listas en 30 minutos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Recetas de sopas

Las sopas son un alimento básico de invierno, pero también son maravillosas en primavera y verano. Y, aunque, cocinar recetas de sopas en la olla de barro es genial, a veces las quieres en la mesa a toda prisa. ¡Con estas recetas rápidas de sopas podrás servirle la comida a tu familia en menos tiempo! Toma nota de la lista de ingredientes y elaboración paso a paso de cada una de ellas. Son tantas que podrás cubrir toda la semana y más.

Tabla de contenidos

  1. Sopa de pavo con tacos
  2. Sopa de calabaza
  3. Sopa de ramen
  4. Sopa de arroz con tomate
  5. Sopa de queso con verduras
  6. Sopa de coliflor al curry
  7. Sopa de frijoles negros
  8. Sopa de huevo y algas
  9. Sopa picante de mango y jengibre
  10. Sopa de maíz y queso al curry
  11. Sopa de zanahoria con jengibre y cilantro

1. Sopa de pavo con tacos

Sopa de pavo con tacos

Todos los ingredientes de esta deliciosa sopa de pavo con tacos se cuecen a fuego lento durante no más de 15 minutos. Además, de ahorrar tiempo, es una excelente manera de reutilizar el pavo cocido y cocinar lo menos posible. Te aseguro que nadie se quejará de que estás reutilizando las sobras. Sirve con chips de tortillas a un lado.

Ingredientes

  • 1 cucharada de canola
  • 1 cebolla roja pequeña
  • 1 pimiento verde
  • 1 jalapeño
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de chile en polvo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • 400 g de tomates cortados en cubos pequeños con jugo
  • 500 g de frijoles pintos, enjuagados y escurridos
  • 1 taza de pavo desmenuzado cocido
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 aguacate
  • Sal y pimienta negra recién molida

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes de la sopa de tacos de pavo.

2. Precalienta una sartén grande a fuego medio con el aceite de canola y la cebolla roja cortada en cubos pequeños. Saltea por dos minutos.

3. Añade el pimiento verde cortado en cubitos y los dientes de ajo y el jalapeño sin semillas y picados. Saltea durante dos minutos más.

4. Añade el chile en polvo, el orégano el comino y cocina, revolviendo durante un minuto.

5. Agrega los tomates y su jugo, los frijoles pintos, el caldo, el pavo cocido desmenuzado y revuelve. Condimenta con sal y pimienta negra recién molida. Deja hervir a fuego lento, sin tapar, durante 10 minutos.

6. Sirve la sopa de pavo en platos hondos con chips de tortilla al costado, crema agria y aguacate cortado en cubos pequeños.

Si no tienes carne de pavo cocida desmenuzada, puedes utilizar carne molida o reemplazarla con pollo cocido, si es eso lo que tienes a mano.

2. Sopa de calabaza

Sopa de calabaza

Esta rica y cremosa sopa de calabaza es un almuerzo o cena maravillosamente cálida para los días más fríos del año, pero puedes hacerla en cualquier época del año, usando calabaza enlatada, maíz congelado, cebolla, caldo de pollo y algunas especias de la despensa, entre otras cosas.

Ingredientes

  • 1,5 litros de caldo de pollo
  • 2 tazas de maíz congelado (sin descongelar)
  • 1 cebolla finamente picada
  • 500 g de calabaza enlatada
  • 1 taza de crema mitad y mitad
  • ½ cucharadita de hojas secas de tomillo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra recién molida

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes de la sopa de calabaza.

2. Combina el caldo de pollo, la cebolla finamente picada y el maíz congelado en una olla grande y hierve a fuego alto.

3. Reduce el fuego y cubre la olla. Cocina a fuego lento durante 15 minutos o hasta que la cebolla esté transparente.

4. Añade la calabaza por cucharadas y mezcla bien con un batidor de alambre hasta que la calabaza se combine bien con el líquido.

5. Cubre la olla nuevamente y cocina a fuego lento de 5 a 10 minutos más. Después agrega la crema mitad y mitad, el tomillo, la sal y la pimienta negra recién molida; revuelve bien.

6. Calienta durante 3 minutos hasta que esté el vapor, pero no vuelvas a dejar que rompa hervor.

7. Sirve la sopa de calabaza inmediatamente y cubre con un poco de pesto casero o comprado y algunos granos de maíz tostados y queso rallado.

La sopa de calabaza es un primer plato delicioso que se sirve en tazones o tazas, o puede ser también la parte principal de una comida cuando se sirve con pan de ajo tostado, ensalada verde o espárragos al vapor. Para el postre, escoge unos brownies o una tarta de limón y merengue.

3. Sopa de ramen

Sopa de ramen

Aquí hay pruebas de que no tienes que cocinar caldo de ramen durante muchas horas para crear una sopa deliciosa, pero sí se necesita al menos 30 minutos para hacer esta receta de sopa de ramen que lleva dashi, caldo de pollo y salsa de soja, entre otros ingredientes asiáticos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de jengibre fresco finamente picado
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 1 taza de caldo de sopa kombu dashi
  • 1 cucharada de sake
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 100 g de fideos secos de chukamen

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes de la sopa de ramen.

2. Calienta el aceite de sésamo en una sartén y saltea el diente de ajo y el jengibre picado.

3. Baja el fuego y añade el caldo de pollo y el caldo de sopa de kombu dashi y hierve.

4. Agrega el sake, la sal, el azúcar y la salsa de soja y vuelve a hervir.

5. Mientras tanto hierve el agua en una olla grande y añade los fideos chukamen al agua hirviendo y cocina durante unos minutos o sigue las instrucciones del paquete.

6. Coloca un colador de malla fina sobre un recipiente y vierte la sopa a través del colador.

7. Vierte la sopa caliente en tazones individuales.

8. Cuela los fideos y añádelos a la sopa caliente.

9. Agrega algas de negi y nori picadas si deseas y espolvorea con pimienta negra molida al gusto.

Los fideos que suelen utilizarse para esta sopa de ramen son de origen japonés y se llaman chukamen. Están hechos con harina de trigo y kansui, un tipo de agua que cuenta con altas concentraciones de carbonato de sodio, carbonato de potasio y ácido fosfórico.

4. Sopa de arroz con tomate

Sopa de arroz con tomate

Esta sopa de arroz con tomate es increíblemente fácil de preparar y solo necesitarás unos pocos ingredientes que seguramente tienes en la despensa y en la nevera. Con tomates triturados enlatados, un poco de arroz y algunas verduras picadas puedes hacerla y disfrutar de un reconfortante almuerzo o cena.

Ingredientes

  • 800 g de tomates enlatados
  • 2 tazas de agua o caldo de pollo
  • ¼ taza de apio con hojas, picado
  • Perejil fresco picado
  • ½ hoja de laurel desmenuzada
  • ½ cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra molida
  • ¼ taza de arroz de grano largo sin cocinar

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes de la sopa de arroz con tomate.

2. En una olla grande, combina los tomates triturados con el agua o el caldo de pollo, el perejil, el apio, el laurel, la sal y la pimienta negra molida.

3. Coloca la olla a fuego medio-alto y deja hervir.

4. Añade el arroz y baja el fuego a medio-bajo.

5. Cocina el arroz durante 20 a 30 minutos o hasta que esté tierno,

6. Quita la hoja de laurel y sirve la sopa de arroz con tomate en platos hondos. Adorna con perejil.

7. Sirve con galletas o rebanadas de pan y disfruta.

Sirve la sopa de arroz con tomate con sándwiches de queso a la parrilla para una cena o un almuerzo delicioso y satisfactorio. Siéntete libre de sustituir una o dos tazas de caldo de pollo con puré de tomate o con caldo de verduras para una opción vegetariana.

5. Sopa de queso con verduras

Sopa de queso con verduras

Si anhelas un plato cremoso y reconfortante, la sopa de queso es la mejor opción. Hazla en 30 minutos utilizando queso cheddar, además de caldo de pollo, crema, algunas verduras picadas y otros ingredientes de la despensa. Esta receta lleva queso Velveeta para que la sopa salga suave, pero podrías sustituirla por el queso de tu preferencia. Decora la sopa con jalapeño en escabeche o tiras de pimiento rojo asado.

Ingredientes

  • 1 taza de zanahorias cortadas en dados
  • ½ taza de mantequilla
  • ½ taza de apio cortado en dados
  • ½ taza de cebolla picada
  • 6 cucharadas de harina
  • 3 tazas de crema mitad y mitad
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 kilo de queso velveeta cortado en cubos pequeños
  • 1 cucharada de perejil fresco picado

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes de la sopa de queso con verduras.

2. Funde la mantequilla en una olla a fuego medio-bajo. Añade la cebolla picada, las zanahorias cortadas en dados y el apio cortado en cubos y saltea hasta que estén tiernos.

3. Incorpora la harina y revuelve hasta que se mezcle con la mantequilla. Cocina hasta que la mezcla empiece a ponerse amarronada.

4. Incrementa el fuego a medio-alto y añade el caldo de pollo. Continúa cocinando y revuelve con un batidor de alambre hasta que se espese.

5. Añade la crema, teniendo cuidado de no dejar que hierva.

6. Agrega el queso, revolviendo hasta que los cubos se derritan. Si la sopa de queso con verduras es muy espesa, añade leche.

7. Justo antes de servir la sopa de queso con verduras agrega el perejil fresco picado. Adorna con las rodajas de pimiento rojo asado o pimiento jalapeño.

6. Sopa de coliflor al curry

Sopa de coliflor al curry

Esta receta de sopa de coliflor al curry es nutritiva, cremosa, suave y llena de sabor. La coliflor y la cebolla se cuecen a fuego lento en mantequilla con especias, antes de hacer el puré y enriquecerlo con nata o crema de leche. Sirve en tazones cubiertos con picatostes de ajo o hierbas frescas picadas.

Ingredientes

  • 1 cebolla picada
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • 1 cabeza de coliflor
  • ¼ cucharadita de cayena
  • 4 tazas de caldo de pollo o de verduras
  • ½ taza de nata o crema espesa
  • 2 cucharadas de cebollín finamente picado o cilantro fresco

Elaboración paso a paso

1. Pela y pica la cebolla. En una olla grande a fuego medio, funde la mantequilla. Añade la cebolla y la sal. Cocina, revolviendo ocasionalmente y ajustando el fuego para que las cebollas se cocinen pero no se doren hasta que se vean almidonadas y cremosas, aproximadamente unos cinco minutos. Mientras cocinas la cebolla, corta las hojas de la cabeza de la coliflor y pícala; córtala en floretes y pica los tallos y su núcleo.

2. Pela y pica el ajo y añádelo a la olla. Cocina hasta que esté fragante, aproximadamente durante un minuto. Agrega la cayena y el curry en polvo, y revuelve para combinar bien, aproximadamente durante 30 segundos.

3. Agrega la coliflor a la cacerola, revuelve, cubre y cocina durante tres minutos. Añade el caldo y deja que hierva, reduce el fuego para mantener una temperatura constante y cocina hasta que la coliflor esté tierna, aproximadamente 10 minutos.

4. Si tienes una licuadora manual, utilízala para hacer puré de sopa en la olla. En caso de no tener licuadora de mano, no hay problema, vierte lo que está en la olla en una licuadora o utiliza un procesador de alimentos con mucho cuidado para no quemarte.

5. Agrega la nata o la crema y cocina a fuego medio-bajo hasta que la sopa se caliente. Prueba y añade sal y/o pimienta negra molida si lo necesita.

6. Si quieres que la sopa sea aún más cremosa, échale más crema.

La sopa de coliflor al curry se puede enfriar, colocar en recipientes herméticos y congelar hasta por cuatro meses.

7. Sopa de frijoles negros

 Sopa de frijoles negros

Esta sopa de frijoles negros mexicanos tiene algo para todos los gustos, pues es alta en fibra, baja en grasas, vegetariana, fácil de hacer y con un gran sabor. Cocina en una olla grande en menos de media hora usando frijoles negros enlatados, especias de la despensa y salsa en conserva. Para una versión vegana, simplemente omite el queso.

Ingredientes

  • 3 latas de 450 g de frijoles negros
  • 1 frasco de salsa
  • 1 taza de queso rallado
  • 1 cebolla picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de aceite
  • 3 cucharaditas de chile en polvo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Albahaca fresca picada

Elaboración paso a paso

1. Calienta el aceite en una olla grande a fuego medio. Añade la cebolla y cocina durante cinco minutos. Agrega el comino, el ajo, el chile en polvo y el orégano.

2. Escurre los frijoles negros y haz un puré con la primera lata. Añade a la olla. Agrega la segunda lata de frijoles negros escurridos pero no los machaques. Escurre finalmente la última lata y añade a la olla sin hacerla puré.

3. Reduce el fuego y cocina a fuego lento durante 15 minutos revolviendo constantemente. Añade pimienta negra molida al gusto y vierte la sopa de frijoles negros en tazones.

4. Cubre con salsa caliente, queso rallado y albahaca fresca picada.

Esta sopa de frijoles negros es bastante espesa, así que diluye con un poco de agua.

Si necesitas que la sopa de frijoles negros sea sin gluten, verifica los ingredientes en sus especias para asegurarte de que no haya ningún aditivo oculto, ya que el resto de los ingredientes incluidos la cebolla, los frijoles negros, la albahaca y el ajo, son naturalmente libres de gluten.

8. Sopa de huevo y algas

Sopa de huevo y algas

Las algas marinas son un superalimento de moda muy rico en vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra. Esta receta de sopa de huevo y algas tiene una maravillosa textura y el jengibre le agrega aún más aroma y sabor.

Ingredientes

  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 1 hoja de algas secas comestibles
  • 1 rodaja de jengibre
  • 2 huevos grandes
  • 1 cebolla
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • Aceite de sésamo

Elaboración paso a paso

1. Añade el caldo de pollo a una olla o wok junto con las algas secas comestibles cortadas en trozos pequeños y la rodaja de jengibre finamente picada. Deja hervir.

2. Vierte los huevos batidos suavemente y revuelve en el sentido de las agujas del reloj hasta que se formen cintas delgadas y deja que rompa hervor.

3. Sazona la sopa de huevo y algas con sal y pimienta negra molida.

4. Decora con cebolletas picadas y un poco de aceite de sésamo.

9. Sopa picante de mango y jengibre

sopa de mango

Solo necesitas 10 minutos para hacer esta sopa picante de mango y jengibre que puedes disfrutar tanto para el almuerzo como para la cena en los calurosos días de verano. La receta es vegana y libre de gluten, y recibe un toque agradable y picante del jengibre y los chiles. El zumo de lima fresco ilumina el tazón. Todos los ingredientes en esta receta vegana, apta para celíacos y vegetariana son frescos y saludables,

Ingredientes

  • 1 mango grande pelado
  • ½ cebolla picada
  • ½ taza de agua fría
  • 2 chiles pequeños picados
  • Zumo de una lima
  • ½ cucharadita de jengibre rallado o picado

Elaboración paso a paso

1. Reúne todos los ingredientes para hacer esta sopa picante de mango y jengibre.

2. Procesa todos los ingredientes juntos en una licuadora hasta que estén suaves y cremosos, añadiendo un poco más o menos de agua según sea necesario.

3. Antes de servir la sopa de mango y jengibre deja enfriar a temperatura ambiente o dentro de la nevera.

10. Sopa de maíz y queso al curry

Sopa de maíz y queso al curry

La próxima vez que tengas ganas de tomar una sopa abundante y saludable, no busques más. Esta deliciosa sopa de maíz y queso al curry está cubierta con queso cheddar y repleta de sabrosas especias y chalotes. Para hacerla vegana y bajo en grasas, simplemente omite el queso o utiliza un sustituto de queso vegano sin lácteos. Esta receta de sopa está hecha con ingredientes que quizás ya tengas a mano.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ taza de pimiento rojo finamente picado
  • ½ taza de pimiento verde finamente picado
  • ¼ taza de chalotes picados
  • 2 cucharaditas de curry en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 tazas de maíz fresco
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 3 tazas de leche de soja
  • ½ taza de queso cheddar rallado

Elaboración paso a paso

1. Calienta el aceite en una olla grande a fuego medio-alto. Agrega el pimiento rojo y verde; cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén tiernos, aproximadamente durante cuatro minutos.

2. Añade los chalotes en el último minuto; revuelve hasta que estén tiernos pero no dorados. Agrega el curry en polvo y la sal; revuelve por un minuto.

3. Agrega el caldo de verduras, el maíz y la pimienta. Lleva a ebullición, reduce el fuego a medio; cubre y cocina hasta que las verduras estén tiernas, aproximadamente durante cinco minutos.

4. Transfiere dos tazas de la mezcla de maíz a una licuadora o procesador de alimentos. Incorpora una taza de leche de soja. Procesa hasta que la mezcla esté casi lista.

5. Vierte la mezcla del puré en la cacerola; agrega la leche de soja restante. Mezcla a fuego medio hasta que se caliente, aproximadamente durante cinco minutos.

6. Sirve la sopa de maíz y queso al curry en tazones individuales y espolvorea cada uno de ellos con dos cucharadas de queso rallado.

Si te ha sobrado mucha sopa, guárdala en un recipiente hermético en el refrigerador. También puedes congelarla.

11. Sopa de zanahoria con jengibre y cilantro

Sopa de zanahoria con jengibre y cilantro

La sopa de zanahoria con jengibre y cilantro es una receta vegetariana y vegana baja en grasas que puedes servir tanto en el almuerzo como en la cena. Las semillas de cilantro tienen un aroma encantador, particularmente cuando se calientan durante unos minutos y agregan un sabor distintivo a una sopa básica de zanahoria y jengibre, llevando lo ordinario a lo extraordinario. Si no tienes semillas de cilantro, pero sí cilantro en polvo, es igual de válido. Inspirada en los sabores de la India, esta deliciosa sopa está hecha con zanahorias, cebollas, jengibre fresco, caldo de verduras y semillas de cilantro, entre otras cosas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 cebolla picada
  • 750 g de zanahorias peladas y cortadas en cubos pequeños
  • 2 cucharaditas de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de jengibre fresco picado o rallado
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • Sal y pimienta negra recién molida

Elaboración paso a paso

1. En una olla grande cocina las cebollas picadas en el aceite hasta que estén suaves, aproximadamente de tres a cinco minutos. Incorpora las zanahorias picadas, las semillas de cilantro y el jengibre fresco y deja cocinar, revolviendo con frecuencia durante un minuto más.

2. Añade el caldo de verduras y cocina a fuego lento. Cubre la olla con una tapa y deja cocinar durante 25 minutos o hasta que las zanahorias estén tiernas.

3. Cuidadosamente transfiere la sopa de zanahoria a una licuadora o procesador de alimentos y haz puré hasta que esté suave o de la textura que a ti más te guste.

4. Agrega una pizca de sal y pimienta negra recién molida y sirve la sopa de zanahoria con jengibre y cilantro.

Sirve con un poco de pan francés o pan indio naan y una ensalada verde.

Esta receta es vegana y vegetariana, siempre y cuando utilices un aceite de cocina vegetal y una margarina vegana y sin lácteos.

Ten precaución al mezclar ingredientes calientes

El vapor se expande rápido en una licuadora y puede hacer que los ingredientes calientes salpiquen en todas partes ocasionando quemaduras. Para evitarlo, llena la licuadora solo hasta 3/4 partes de su capacidad, coloca la tapa y cúbrela con un repasador o paño de cocina mientras licúas.

Más recetas de sopas

Además de todas estas recetas de sopas, hay muchas más que seguramente te puedan interesar en la categoría Sopas y cremas. Desde sopa de fideos con pollo, hasta sopa tailandesa de coco con fideos y vegetales o incluso sopa de pollo y patatas. ¡Aprovéchalo!

Archivado en Sopa
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion