El secreto para asar las mejores costillas de la historia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

cómo asar las mejores costillas de res

Las costillas son deliciosas y perfectas para una noche de verano. Hacerlas puede parecerte muy intimidante porque requieren mucho más tiempo de cocción que otros tipos de carne como las hamburguesas, por ejemplo. Esto es porque se cocinan a fuego lento. Si te tomas un tiempo para prepararlas correctamente, te será súper sencillo su proceso aunque seas principiante.

Ingredientes para asar las mejores costillas

Para hacer esta receta de costillas de res puedes utilizar los mismos ingredientes en el aderezo o bien modificarlos si así lo deseas. Incluso puedes usar la misma marinada para usar las costillas a medida que se van asando o desecharlar y emplear salsa barbacoa.

Para el adobo

  • 2 tiras de costillas de res o de cerdo (alrededor de 2 ¼ kilos)
  • ¾ taza de caldo de pollo
  • ¾ taza de salsa de soja
  • 1 taza de azúcar
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 cucharadas de vinagre de sidra
  • 3 dientes de ajo picados

Para el aderezo de especias

  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharada de pimentón
  • ½ cucharadita de pimienta negra recién molida
  • ½ cucharadita de chile en polvo
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo
  • Pizca de pimienta de cayena

Elaboración para asar las mejores costillas paso a paso

1. Reúne todos los ingredientes para asar costillas.

2. Coge las tiras de costillas de res y retírales la membrana de piel plateada que suele estar sobre la parte inferior de las mismas. Inserta un cuchillo entre la carne y la membrana en un extremo de las tiras, sin perforarla, y pasa los dedos por debajo de la piel para que se vaya aflojando. Ve jalándola con tu mano suavemente, pero firme. Para que no la agujerees con los dedos, ponte un paño en la mano o una servilleta de papel y jala. Si la membrana no está, es porque tu carnicero ya la ha retirado.

3. Haz la marinada mezclando el caldo, la salsa de soja, el vinagre, el aceite de oliva, los ajos y media taza de azúcar.

4. Pon las costillas de res en una fuente para hornear y vierte dos tercios de la marinada sobre ellas. Refrigera durante toda la noche.

5. Da vuelta la carne dos veces para que coja sabor en su totalidad.

6. Mezcla el azúcar restante con los ingredientes del aderezo. Retira las costillas de la nevera y escurre.

7. Seca con palmaditas y frota el aderezo sobre todos los dados dando golpecitos para que se adhiera.

8. Cocina las costillas a fuego indirecto para que el tejido conectivo se funda y las costillas queden súper tiernas. Si las cocinas rápido y a fuego alto la carne quedará dura.

9. Precalienta una parrilla a fuego medio y luego engrásala. Pon las costillas en la parrilla usando pinzas y asa, tapadas, a fuego medio indirecto durante media hora por cada lado. Luego de la primera hora, cocina las costillas a fuego medio, directo, durante cuarenta minutos más o hasta que la carne esté tierna.

10. De vez en cuando da vuelta y rocía con la marinada reservada o la salsa barbacoa.

11. Cuando la carne comience a desprenderse de los extremos de los huesos, perfórala con un tenedor para saber si está lista. Si los dientes del tenedor se deslizan fácilmente, retira y deja reposar durante 15 minutos. Divide en porciones y sirve con mazorcas de maíz.

Uno de los secretos para asar las mejores costillas de la historia es que estas se cocinen a una temperatura de 100 ºC. Esa temperatura derrite el colágeno en la fibra muscular y hace que la carne quede tierna. Para tomar la temperatura, inserta un termómetro de cocina en la carne, asegurandote de no perforara ni tocar el hueso.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo asar las mejores costillas de res? Deja tus comentarios y visita la categoría Carnes para conocer muchas preparaciones más

Archivado en Costillas, Marinar carne, Salsa barbacoa
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion