¿Cómo elegir una olla express?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cuando nos idependizamos, descubrimos que en la cocina necesitamos tantas cosas que no sabes ni por donde empezar a comprar, por eso hace un tiempo os hablamos de los utensilios indispensables en la cocina y hoy queremos enseñaros cómo elegir otra herramienta muy útil, una olla express o a presión. No es indispensable disponer de ella, pero sin duda, en la vida de prisas en la que vivimos seguro que agradecemos mucho reducir los tiempos de cocción. Es más, si nuestras madres ya tenían una, porque no compradnos la nuestra.

Dibujo varios modelos de ollas

Tras mucho tiempo sin tener olla, cuando llego el momento me ví bloqueada porque no sabía qué debía buscar, así que empecé a analizar que nos ofrecía el mercado y encontré unos puntos a tener en cuenta. Estos son: la calidad del material, el tamaño, el indicador de presión y los accesorios. Es importante tener en cuenta todos estos aspectos, pues la olla express es una inversión a largo plazo siempre y cuando hagamos una buena elección.

Calidad del material

La calidad del material es muy importante casi en cualquier cosa que compremos pero más aún en algo que va a estar en contacto con nuestra comida. Por ello, no dudo de que ninguno compraría un utensilio de cocina de dudoso origen o que utilice materiales que podrían ser tóxicos a largo plazo. En el caso de las ollas a presión debemos tener en cuenta que sea pesada, es decir si comparamos dos modelos y uno es muy ligero en comparación con la otra, probablemente esa no sea la más adecuada.

modelo clásico de olla presión

La presión que se genera en el interior de la olla es muy alta y si economizamos en los materiales estaremos reduciendo su resistencia. Por ello lo más recomendable es optar por ollas de acero inoxidable, que mantienen bien sus condiciones, sin deformarse con el uso. Mas concretamente si nos fijamos en la aleación de este acero deberíamos optar por el acero inoxidable 18/10. Y si optamos por una con base reforzada conseguiremos una olla que se calienta más rápido, retienen mejor el calor y se reducen las posibilidades de que se no queme la comida.

El tamaño

En este punto debemos plantearnos el uso que le vamos a dar a nuestra olla y el espacio que tenemos para guardarla. Pues no será lo mismo comprar una olla para una familia numerosa que para alguien que vive solo. En el mercado encontramos diversos tamaños, determinados en litros desde dos litros y medio (útil si cocinas para uno o dos) hasta diez litros. Pero como suele pasar siempre será mejor optar por el camino del medio. Una olla de 6 litros suele ser de las más comunes en los hogares y es que nos permite tanto cocinar para una familia de 6 como para cocinar para luego guardar o congelar sin ser una cantidad exagerada. A continuación os pongo una relación aproximada del tamaña de la olla y para cuantas personas podremos cocinar con ellas.

  • 2,5 litros: Para uno solo o dos personas
  • 4 litros: Para dos personas (raciones generosas) o 4 personas
  • 6 litros: Para 6 personas
  • 10 litros: Para aproximadamente 8 personas

Estas proporciones lógicamente dependerán del tamaño de las raciones, pero seguro que os hace una idea para elegir la que mejor se adapte a vuestras condiciones. Por otro lado es común encontrar conjuntos de ollas que se venden en un mismo lote y que por regla general comparten tapa y nos ofrece la posibilidad de tener de golpe dos o más tamaños. Es perfecto para tener un tamaño de uso más habitual y otra algo mayor para cuando tenemos invitados.

Indicadores de presión y accesorios

La rapidez de la cocción en estas ollas es debido a la alta presión que se genera en su interior. Pero ¿Cúal es la presión adecuada para nuestras recetas? En los modelos antiguos de olla express no podíamos saber cuanta era la presión, simplemente veíamos salir vapor por la válvula que giraba y silbaba. Ahora la válvula no solo sirve para que salga parte del vapor, también es un indicador de la presión. Generalmente 15 psi (15 libras de vapor por cada pulgada de espacio) suele ser lo necesario para nuestras recetas. Fijándonos en este indicador podremos saber si nuestra olla se encuentra a una presión demasiado alta, para solucionarlo nos bastará con bajar la temperatura y por consiguiente se bajará la presión. De este modo tendremos mejor control sobre la cocción, puesto que a presiones demasiado altas no se cocinará adecuadamente.

varios tamaños de ollas

Por otro lado, es importante fijarse en los precios de los accesorios. Una buena olla nos durará mucho tiempo, pero siempre tendremos que comprar algún recambio. Por ello, es importante que sean fáciles de conseguir y que el coste sea razonable. Algo que seguramente necesitaremos será la goma de la junta de la tapa, suele ser lo que más se deteriora, podemos buscar su precio y disponibilidad para hacernos una idea de lo que nos costará encontrarla en el futuro.

Debemos valorar todos estos factores antes de comprar nuestra olla express y entonces realizaremos la compra perfecta. Puesto que habremos pensado en todo, su calidad, su tamaño y su precio, tanto a corto como a largo plazo. Pero si queréis alguna recomendación a continuación os muestro algunos modelos interesante y que me parecen totalmente recomendables.

Ya tenéis las claves para elegir la olla perfecta ahora solo hace falta que os pongáis manos a la obra ya sea preparando unas ricas lentejas o por ejemplo o unas ricas alubias, cualquier plato nos valdrá para extrenar nuestra nueva olla. _ ¿Os ha parecido interesante este artículo? ¿Os gustaría leer más artículos como este? ¿Tenéis alguna duada?_ Pues aprovechad el momento y dejarnos un comentario a continuación.

Archivado en Consejos, Olla, Olla Express, Utensilios
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion