Paletas heladas de melocotón, receta paso a paso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

paletas heladas de melocoton

Las paletas heladas de melocotón son perfectas para refrescarse cuando la temperatura comienza a calentarse. Son muy fáciles de preparar y no contienen ingredientes secretos. Básicamente llevan melocotones o duraznos, zumo de lima o limón y azúcar. ¡Vamos a por la lista de ingredientes y elaboración paso a paso!

Quizás también te pueda interesar: Cómo almacenar melocotones después de comprarlos

Ingredientes

  • 4 melocotones grandes maduros
  • Zumo de medio limón
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración paso a paso

1. Reúne todos los ingredientes para hacer las paletas heladas de melocotón.

2. Pela los melocotones y córtalos por la mitad. Retírales el carozo y colócalos en un procesador de alimentos o licuadora.

3. Añade el zumo de media lima o de medio limón y el azúcar.

4. Procesa o licúa hasta obtener un puré de melocotones que quede suave.

5. Llena los moldes de paletas de helados hasta el tope e inserta los palitos de helados. Congela hasta que estén firmes.

6. Para retirar las paletas heladas, sumerge el molde en agua caliente hasta el borde superior durante varios segundos y después quita las paletas.

7. Para almacenar las paletas heladas de melocotón, envuélvelas en papel transparente y llévalas nuevamente al congelador.

Te recomendamos leer: Cómo hacer paletas heladas de yogur de frambuesas y melocotón

Los melocotones son unas frutas muy sabrosas que están repletas de nutrientes y antioxidantes y tienen minerales, vitaminas y muchos compuestos vegetales beneficiosos para la salud. Estos pueden mejorar la salud del corazón, proteger la piel y mantenerla sana, prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades degenerativas, contribuir a una digestión saludable, reducir los síntomas de alergia, aumentar la inmunidad, proteger nuestro organismo contra ciertas toxinas y reducir los niveles de azúcar en sangre.

Los melocotones son fáciles de conseguir y pueden agregarse a tu dieta de muchas maneras. Puedes comerlos crudos, horneados, salteados o a la parrilla e incorporarlos en platos fríos o calientes.

Archivado en Fruta de verano, Helados
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion