Los platillos típicos de las novelas turcas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los platillos típicos de las novelas turcas

No sé a ti, pero las telenovelas turcas me tienen súper enganchada. Las mil y una noches, Tierra amarga, El sultán y Kösem, son mis preferidas. La historia, los paisajes y la gastronomía turca son fascinantes. Como aun no tengo la posibilidad de visitar ese bello país, al menos me entretengo preparando los platillos típicos de las novelas turcas como el popular Baklava, entre otros. ¡Vamos a por las recetas paso a paso!

Tabla de contenidos

  1. Baklava
  2. Tulumba
  3. Lokum
  4. Pudín de arroz turco
  5. Falso pudín de pechuga de pollo
  6. Membrillos escalfados
  7. Galletas turcas de manzana y canela
  8. Dolmas turcas

1. Baklava

Baklava

El Baklava llegará a tu mesa de comedor en menos de dos horas. Aunque hacer este postre lleva un poco de tiempo, te aseguro que vale la pena esperar por él. El Baklava es dulce y húmedo y requiere de un delicado trabajo usando láminas delgadas de masa filo y nueces. La textura ideal se consigue una vez que se vierte el jarabe frío sobre el Baklava caliente. Espolvorea con pistachos molidos para tener un crocante extra sabroso.

Ingredientes del Baklava

Para el jarabe

  • 3 tazas de azúcar
  • 1 2/3 tazas de agua
  • Zumo de medio limón

Para el Baklava

  • 500 g de masa filo
  • 3 tazas de pistachos sin cáscara, picados
  • 1 ½ tazas de mantequilla clarificada
  • 1/3 taza de pistachos sin cáscara, picados, para decorar

Elaboración del Baklava

1. Reúne todos los ingredientes para hacer el Baklava.

2. En una olla mediana, combina el agua y el azúcar a fuego medio-alto. Lleva a ebullición. Luego reduce el fuego a medio-bajo y cocina durante 25 minutos o hasta que esté espeso y dorado. Agrega el zumo de limón y enfría en el refrigerador.

3. Calienta el horno a 180 ºC y cepilla una fuente para hornear de 22 x 33 centímetros con mantequilla clarificada.

4. Recorta la masa filo de tal manera que quepa en la fuente para hornear y de ser necesario, cúbrela con un paño de cocina húmedo para evitar que se seque mientras ensamblas el postre. Separa cuidadosamente una lámina de pasta filo de la pila de masa y ponga en el fondo de la fuente de hornear. Cepilla con mantequilla clarificada.

5. Coloca otras nueve láminas de pasta filo, untando cada una de ellas hasta haber apilado 10 en el fondo de la fuente. Espolvorea la mitad de los pistachos picados sobre la base en una capa uniforme.

6. Repite nuevamente para crear otra capa de 10 láminas de pasta filo y mantequilla clarificada, seguida del resto de los pistachos.

7. Haz una última capa de 10 láminas de pasta filo y mantequilla clarificada y corta en 36 trozos con un cuchillo bien afilado.

8. Hornea durante 60 minutos, hasta que la parte superior esté dorada y las capas de pasta filo inferiores se hayan horneado. Después de 40 minutos, cubre el Baklava con un trozo de papel aluminio si se está dorando mucho. Cuando esté listo, retira del horno y vierte el almíbar frío sobre el mismo.

9. Espolvorea la parte superior con los pistachos restantes y deja enfriar por completo antes de servir a temperatura ambiente.

Si no te gusta el Baklava demasiado húmedo, no utilices todo el jarabe.

Imagen: houseofnasheats

2. Tulumba

Tulumba

El Tulumba es un postre típico de la cocina turca, muy popular durante el Imperio Otomano. Es un postre frito crocante que suele venderse como comida callejera en Turquía. Estos pasteles son muy similares a los churros, pero más sabrosos porque están embebidos en un jarabe con sabor a limón. Para hacerlo, precisarás una manga pastelera con punta de estrella abierta y una sartén grande para freír.

Ingredientes para el Tulumba

Para el almíbar

  • 3 ½ tazas de agua
  • 3 tazas de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón

Para la masa

  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 ½ tazas de harina
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de sémola
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 2 a 3 tazas de aceite de girasol para freír
  • 1/2 taza de pistachos picados

Elaboración del Tulumba

1. Reúne todos los ingredientes para hacer el Tulumba.

2. En una olla mezcla el agua y el azúcar. Lleva al fuego hasta que rompa hervor y el azúcar se disuelva.

3. Reduce el fuego y deja que el almíbar hierva a fuego lento durante 15 minutos. Añade el zumo de limón y cocina durante un minuto más. Aparta del calor y deja enfriar.

4. Prepara la masa: en una olla agrega la mantequilla, el agua y el azúcar. Lleva al fuego y revuelve hasta que la mantequilla se derrita. Agrega la harina y revuelve con una cuchara de madera hasta que se forme una pasa. Aparta del calor y añade los huevos de a uno a la vez. Revuelve vigorosamente con una cuchara de madera. Trabaja rápidamente, dado que el calor de la masa podría cocinar los huevos y eso no es lo deseado.

5. Agrega la sémola y la fécula de maíz y transfiere la masa a una manga pastelera con punta de estrella.

6. Vierte abundante aceite en una sartén profunda y calienta a 180 ºC.

7. Una vez que el aceite esté caliente, ve echando pequeñas líneas de masa directamente en él, cortando la masa con unas tijeras cuando llegue a los cinco centímetros de largo. Da vuelta el Tulumba para que se dore uniformemente.

8. Cuando el Tulumba esté dorado, retira del aceite con una espumadera y escurre sobre servilletas de papel. Añade al almíbar frio y deja en remojo durante un par de minutos. Escurre nuevamente con una espumadera y coloca en una fuente.

9. Espolvorea con pistachos picados y sirve.

Imagen: dumdumtak

3. Lokum

Lokum

Lokum, también conocido como Delicia Turca, es un postre elaborado con azúcar y fécula de maíz, entre otros ingredientes. El más común es el Lokum de color rosa con sabor a rosas, pero también existen otras variedades que llevan nueces y pistachos. Este dulce ha llamado mi atención desde que vi El león, la bruja y el armario (de las Crónicas de Narnia). En la historia, Edmund Pevensie amaba estos bocadillos, por lo que vende su alma al diablo (a la Bruja Blanca) por ellos. Y, lo entendemos, porque realmente le hacen honor a su nombre Delicia turca.

Ingredientes del Lokum

  • 2 tazas de azúcar
  • ¾ taza de agua
  • 1/8 cucharadita de zumo de limón
  • ½ taza de agua
  • 5/8 taza de fécula de maíz
  • Extracto de rosas comestible
  • Colorante rojo
  • Fécula extra para espolvorear

Elaboración del Lokum

1. Reúne todos los ingredientes para hacer el Lokum.

2. Engrasa moldes rectangulares de silicona con aceite de coco. Si no tienes moldes de silicona, no te preocupes, cubre otras bandejas con papel pergamino.

3. Mezcla dos tazas de azúcar, ¾ taza de agua y el zumo de limón y coloca en una olla. Lleva al fuego y deja que hierva ligeramente antes de bajarlo.

4. Calienta a fuego medio, sin revolver, hasta que llegue a los 130 ºC. Ocasionalmente, puedes usar una espátula para limpiar los cristales de azúcar que queden adheridos a los laterales de la olla.

5. Mientras rompe hervor, mezcla el agua restante y la fécula de maíz en otro recipiente.

6. Cuando el almíbar haya alcanzado los 130 ºC, retíralo del fuego y vierte un poco de jarabe en la mezcla del agua y de la fécula para calentarla.

7. Rocía la mezcla de maicena en el almíbar mientras mezclas. Una vez que hayas incorporado por completo todos los ingredientes, revuelve la mezcla nuevamente a fuego lento para que espese. Para determinar el punto exacto en el que debes agregar el saborizante, prueba la consistencia de la mezcla sumergiendo una cuchara en la misma y luego colocándola dentro de un vaso con agua helada. A medida que el caramelo se enfríe, podrás juzgar la consistencia y detenerte cuando estés satisfecho.

8. Agrega el saborizante y el colorante al gusto y mezcla.

9. Vierte en los moldes preparados y espárcelo lo mejor que puedas con una cuchara. Deja enfriar por varias horas y corta en cuadrados pequeños. Coloca en un plato y espolvorea con fécula de maíz para que las delicias turcas caseras no se pequen entre sí.

Imagen: thethingswellmake

4. Pudín de arroz turco

Pudín de arroz turco

El pudín de arroz turco, comúnmente conocido como firin sütlaç, es una de las recetas de postres turcos más sencillas de elaborar. Este postre sin gluten se prepara con tan solo cinco ingredientes: arroz, leche, agua, fécula de maíz y un poco de azúcar.

Ingredientes del pudín de arroz turco

Si quieres hacer este postre en versión vegana, reemplaza la leche de vaca por leche de coco. También puedes sustituir la fécula de maíz por harina de arroz y usar azúcar mascabado en vez de azúcar común.

  • ½ taza de arroz crudo
  • 2 ½ tazas de agua
  • 4 ½ tazas de leche
  • ¾ taza de azúcar
  • Ralladura de un limón
  • 2 cucharadas de fécula de maíz

Elaboración del pudín de arroz turco

1. Reúne todos los ingredientes para hacer el pudín de arroz turco.

2. Lava el arroz una sola vez y colócalo en una olla junto con el agua. Deja que hierva a fuego lento hasta que quede suave.

3. Añade las cuatro tazas de leche y el azúcar. Revuelve y deja que vuelva a romper hervor y cocina durante 10 minutos más a fuego lento.

4. Agrega la ralladura de limón y mezcla.

5. En un recipiente mezcla la leche restante y la fécula de maíz y vierte en la olla y revuelve hasta que espese. Una vez que esté espeso, cocina durante dos minutos más y aparta del fuego.

6. Precalienta el horno a 200 ºC.

7. Coloca tazas resistentes a las altas temperaturas sobre una bandeja para horno y llena cada una de ellas con la mezcla del arroz. Hornea sin tapar hasta que la parte superior esté dorada.

8. Aparta del horno y deja enfriar al menos durante cuatro horas en la nevera antes de servir.

Imagen: giverecipe

5. Falso pudín de pechuga de pollo

Falso pudín de pechuga de pollo

Si te resulta difícil hacer el postre tavuk göğsü, traducido como pudín de pechuga de pollo, definitivamente deberías probar la receta de falso pudín de pechuga de pollo, conocida como tavuk göğsü tarifi. Es una de las delicias más consumidas por los sultanes en el palacio otomano de Topkapi. ¡Vamos a por la receta paso a paso!

Ingredientes del pudin de pechuga de pollo

  • 1 litro de leche
  • 125 g de mantequilla
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración de la pechuga de pollo

1. Reúne todos los ingredientes para hacer el falso pudín de pechuga de pollo.

2. Derrite la mantequilla en una olla mediana a fuego medio y agrega una taza de harina; saltea revolviendo con un batidor de alambre hasta que se unan ambos ingredientes.

3. Luego, añade cinco tazas de leche y una taza de azúcar y revuelve constantemente hasta que espese.

4. Cuando comience a hervir, cocina durante dos minutos.

5. Retira el falso pudín de pechuga de pollo del fuego y agrega el extracto de vainilla. Bate cuidadosamente con una batidora de mano durante cinco minutos para que espese lo suficiente.

6. Humedece una fuente para hornear de vidrio con agua y vierte la mezcla en ella. Cuando alcance la temperatura ambiente, lleva al refrigerador durante al menos cuatro horas.

7. Corta el falso pudín de pechuga de pollo en trozos y adorna con canela, pistacho picado u hojuelas de coco.

Imagen: yemek

6. Membrillos escalfados

Membrillos escalfados

Este postre tradicional de la cocina turca, también conocido como ayva tatlisi, está hecho a base de membrillos y azúcar. Es delicioso y muy sencillo de preparar. Además, contienen distintas especias como el anís estrellado, la canela y la naranja, entre otros, que le dan un sabor sinigual. Esta postre que te enseñaré a hacer hoy, lo comí por primera vez en la casa de una prima y quedé realmente encantada. Por cierto, ayva quiere decir membrillo y tatlisi, dulce.

Ingredientes de los membrillos escalfados

  • 250 g de azúcar
  • 2 ramas de canela
  • Cáscara de una naranja
  • 500 g de membrillos
  • 2 hojas de hibisco
  • 3 anís estrellados
  • 1 ramita de romero
  • 4 tazas de agua

Elaboración de los membrillos escalfados

1. Reúne todos los ingredientes de los membrillos escalfados.

2. Hierve el agua y el azúcar hasta que este último ingrediente se disuelva.

3. Corta los membrillos por la mitad y no les retires las semillas, pues estas le darán consistencia al almíbar, dado que contienen un espesante natural.

4. Pon los membrillos en mitades en la olla y añade la cáscara de naranja, el anís estrellado, las ramas de canela, las hojas de hibisco y el romero. Cocina, tapados, hasta que los membrillos estén tiernos, pero no blandos.

5. Transfiere los membrillos escalfados en una fuente para servir y deja enfriar.

6. Cubre con crema montada o helado y pistachos picados.

Imagen: giverecipe

7. Galletas turcas de manzana y canela

Galletas turcas de manzana y canela

Estas galletas turcas de manzana y canela, también conocidas como elnmali kurabiye, son muy parecidas a las galletas judías rugelach y se encuentran en muchas de las pastelerías de Turquía. Cada bocado que tomes empezará con un crujido y, después, su dulce relleno se derretirá en tu boca. Estas galletas son perfectas para acompañar con té turco.

Ingredientes para las galletas turcas de manzana y canela

Para el relleno

  • 3 manzanas, peladas y ralladas
  • ½ taza de nueces picadas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de canela

Para la masa

  • 3 tazas de harina
  • ¾ taza de fécula de maíz
  • ½ taza de azúcar glas
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • 125 g de mantequilla
  • ⅓ taza de aceite de oliva
  • ½ taza de yogur
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharada de azúcar glas para espolvorear

Elaboración de las galletas turcas de manzana y canela

1. Reúne todos los ingredientes para hacer las galletas turcas de manzana y canela.

2. Para hacer el relleno de las galletas, calienta una sartén y cocina el azúcar y la manzana rallada. Añade la canela y las nueces picadas y cocina durante unos minutos más, hasta que el azúcar se derrita. Deja enfriar y precalienta el horno a 180 ºC.

3. Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino y reserva.

4. Para hacer la masa, combina todos los ingredientes menos la cucharada de azúcar glas (es para espolvorear las galletas hechas) y dale forma de tronco. Corta en 10 porciones iguales.

5. Con un rodillo, extiende cada una de las porciones, dándoles una forma circular y corta en ocho (como si estuvieras cortando una pizza).

6. Pon un poco de relleno en cada uno de los triángulos en la parte más gruesa y enrolla. Coloca en la bandeja preparada y hornea durante 25 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

7. Deja enfriar y espolvorea con azúcar glas.

Imagen: giverecipe

8. Dolmas turcas

Dolmas turcas

Las dolmas tienen su origen en el Imperio Otomano. El término dolma proviene del verbo doldumak que quiere decir rellenar y hay muchas verduras que nosotros utilizamos para rellenar como los calabacines, las berenjenas, los pimientos, etcétera. Las dolmas turcas sin carne, hechas con hojas de parra, se sirven a temperatura ambiente o frías y se consumen como aperitivo.

Ingredientes de las dolmas turcas

  • 35 hojas de parra frescas
  • 150 g de arroz blanco: remojar durante media hora será suficiente (si es arroz integral, alrededor de 3 horas)
  • 100 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cebollas
  • 1cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de piñones picadas
  • 1 cucharada de grosellas negras secas o uvas pasas
  • 1 pizca de canela
  • 2 cucharadas de menta fresca
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • Sal y pimienta negra recién molida

Elaboración de las dolmas turcas

1. Reúne todos los ingredientes para hacer las dolmas turcas.

2. Remoja el arroz.

3. Lava las hojas de parra frescas y blanquéalas en medio litro de agua caliente con sal durante cinco minutos.

4. En una sartén, dora las cebollas cortadas en cubos pequeños; agrega los piñones picados y el azúcar.

5. Enjuaga el arroz, escúrrelo y añádelo a la sartén; mezcla con una cuchara de madera y agrega 60 ml de aceite de oliva extra virgen, las grosellas negras secas o uvas pasas, la pizca de canela, la menta fresca, el perejil picado y la sal y pimienta negra recién molida, junto con 150 ml de agua caliente.

6. Cocina el relleno hasta que absorba el agua por completo. Aparta del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente.

7. En una tabla de madera, abre una hoja de parra fresca con el lado venoso hacia arriba. Coloca una cucharada de relleno al ras en el centro, pero cerca del tallo que debes haber cortado con anticipación. Dobla las solapas laterales para evitar que el relleno se salga y envuelve la hoja sujetándola con fuerza.

8. Cocina las dolmas turcas apiladas en una vaporera con agua caliente durante 15 minutos. Revisa las dolmas con regularidad; si absorben toda el agua, añade un poco más (debe ser caliente) y sigue cocinando.

9. Sirve las dolmas turcas con rodajas de limón.

Imagen: howinturkey

¿Puedes creer lo fácil que son estos platillos típicos de las novelas turcas? ¿Ya has probado algunos de ellos? Comenta y comparte tu experiencia.

Archivado en Dulces, Pistachos, Postre
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion