Crostinis de salmón ahumado, receta paso a paso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Crostinis de salmón ahumado

Si habitualmente disfrutas del salmón ahumado en un bagel con queso crema, este aperitivo te encantará. El queso ricota tiene la mejor textura para esta receta, pero si no lo encuentras en el super, no te preocupes, porque uno del tipo normal funcionará igual de bien. Eso sí, las hierbas frescas son una necesidad para esta receta. Asegúrate de lavarlas bien y picarlas finamente con un cuchillo bien afilado. ¡Vamos a por la receta de crostinis de salmón ahumado!

Ingredientes

  • 1 baguette francesa
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 425 g de queso ricota
  • 2 cucharadas de cebollino picado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • Zumo de medio limón
  • 115 g de salmón ahumado
  • Sal y pimienta negra molida al gusto

Elaboración paso a paso

1. Reúne los ingredientes para hacer crostinis de salmón ahumado.

2. Precalienta el horno a 200 °C.

3. Corta la baguette francesa en ángulo en rebanadas de poco más de medio centímetro. Ponlas en una bandeja para hornear. Pueden estar juntas, pero no se pueden superponer.

4, Usa un pincel de repostería para untar el aceite de oliva sobre cada rebanada de baguette. Si no tienes un pincel de repostería, también puedes rociar el aceite de oliva sobre las rodajas de pan.

5. Hornea las rebanadas de baguette durante 5-7 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Míralos de cerca para asegurarte de que no se tuesten demasiado.

6. Retira las rebanadas de baguette del horno y deja enfriar sobre una rejilla. Mientras se enfrían, mezcla el queso ricota, las hierbas finamente picadas y el zumo de medio limón en un tazón mediano. Sazona con sal y pimienta negra molida al gusto. Si planeas preparar estos crostinis de salmón ahumado con anticipación, coloca la mezcla del queso ricota en el refrigerador y coloca las rebanadas de baguette frías en una bolsa plástica hasta que estés listo para servir.

7. Corta o separa el salmón ahumado en porciones del tamaño de una rebanada de baguette.

8. Pon una cucharada de la mezcla del queso ricota en cada rebanada de pan y cubre con una rodaja de salmón ahumado. Decora con un poco de eneldo.

9. Sirve con limón extra y disfruta.

¿Qué te ha parecido la receta de este hermoso aperitivo? Deja tus comentarios.

Archivado en Aperitivos, Pan, Salmón Ahumado
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs