Receta de remolacha frita, una original guarnición

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Seguimos aumentando el recetario y en esta ocación vamos a por una receta para preparar una rica guarnición para olvidarnos por un momento de las típicas patatas fritas. Para ello utilizaremos una verdura que justo ahora comienza su mejor época de consumo, la remolacha. Aportará un color llamativo a nuestra mesa y sobre todo un sabor que nos sorprenderá.

Presentación de la remolacha frita junto con lechuga variada

Hoy en el mercado he encontrado con la remolacha, una de las verduras de temporada, de las que ya os hemos mostrado varias recetas. Por ello, he comprado unas cuantas y me he puesto manos a la obra para mostraros esta guarnición que me sorprendió tanto la primera vez que la ví.

La remolacha es una hortaliza que debería convertise en ingrediente fundamental en nuestra dieta. Pues a nivel nutricional nos aporta grandes beneficios. Es cierto que obtendremos de ella más cualidades tomándola cruda, como por ejemplo sus efectos antoixidantes o anti- enfejecimiento que vienen ligadas a la cantidad de ácido fólico, componente que se pierde en la cocción.

Como curiosidad es un alimento que nos ayudará a disminuir nuestro mal humor. Esto se debe a que su consumo participa en el aumento de producción de la hormona dopamina, la cual se encarga de prevenir el mal humos o sintomas de depresión. Así que si a parte de alimentarnos bien, nos ayuda a estar algo más felices ¿porqué vamos a quedarnos sin comerla?

Ingredientes

  • 2 remolachas cocidas
  • Harina
  • Huevo
  • Aceite

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que haremos sera cortar en dados grandes las remolachas. Si compramos las remolachas frescas, tendremos que peladlas y cocerlas previamente entre diez y quince minutos.
  2. A continuación pasaremos la remolacha, primero por huevo y luego por harina. Lo haremos poco a poco para que queden bien enharinados todos los lados. Intentaremos no tocarlos demaciado, pues la textura de la remolacha no agarra tan bien cómo otros alimentos y puede que al manipularlos se desprendan un poco.
  3. En una sartén con abundante aceite freiremos la remolacha. Este paso a de ser muy rápido, ya que solo necesitaremos que se tuesten por fuera, pues las remolachas ya están cocidas.

A la mesa

Voilà ya tenemos una guarnición diferente lista. A mi me gusta servirla junto a lechuga variada y aliñada con un poco de vinagre. su sabor seguramente os sorprenderá y será otra forma de introducir verduras en nuestra dieta. Junto con un pescado a la plancha o por ejemplo un plato de pollo puede convertirse en una comida perfectamente saludable y deliciosa.

Y si lo que buscáis es un picoteo para la cena, podéis preparar una ensalada contundente llena de ricos sabores y sumarle la remolacha frita. Sin duda será una perfecta opicón para una cena ligera.

Archivado en Harina, Huevo, Remolacha
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion