Consejos para preparar el puré de patata perfecto

Consejos para preparar el puré de patata perfecto

COMPARTIR 0 TWITTEAR

pure patatas

El puré de patata suele ser el acompañamiento predilecto de las carnes y los pescados, dado que no conozco a nadie que no le guste el puré y por ende siempre tengo patatas en casa. Sin embargo, hay ocasiones en las que el puré no sale bien y lo que se obtiene es una mezcla seca y grumosa. Por tanto, a continuación te dejaré algunos consejos para conseguir un puré de patata suave, cremoso y sin grumos para que nunca más compres los preparados comerciales.

¿Qué patatas elegir para hacer un puré perfecto?

En el mercado hay patatas que sirven para freír y otras para cocer. Por ello, para elaborar un delicioso puré vamos a precisar patatas harinosas que posean una gran cantidad de maicena. Algunas patatas catalogadas como tardías, semi-tardías o tempranas son las Desiree, Baraka, Kennebec, Spunta, Duchesse y Monalisa. Simplemente deberás observar la etiqueta de las bolsas o preguntarle al verdulero si posee algunas de estas variedades y cuál te aconseja.

Cocción de las patatas

Para preparar un puré cremoso y delicioso, cocina las patatas con piel y enteras para que absorban menos cantidad de agua y no pierdan tanto almidón. Una vez cocidas, realízale un pequeño corte a cada una de ellas en la piel para retirarla rápidamente y poder machacarla en caliente.

Recuerda que cuando empiecen a hervir, habrá que comenzar a contar el tiempo de cocción que generalmente suele oscilar entre 20-40 minutos, dependiendo de la variedad seleccionada y el tamaño de las patatas.

Cuando las mismas estén flotando en la superficie del agua y al pincharlas con un cuchillo, este se desprenda rápidamente, habrá que apagar el fuego y escurrirlas muy bien para que no queden restos de agua. Si el cuchillo se quedara clavado en la patata, es porque entonces le falta cocción.

Preparación del puré de patatas

Machaca las patatas con un tenedor o un aplástalas con un pasapurés y añádele un trozos pequeños de mantequilla fría o aceite de oliva. Mezcla y sala al gusto. Posteriormente, calienta un poco de leche y añádela detrás de la mantequilla siempre para que quede cremoso y suave e incluso condimenta con pimienta o nuez moscada si lo deseas.

En Placer al Plato encontrarás diversos platillos que puedes preparar para usar el puré de patatas como guarnición, como por ejemplo la bondiola de cerdo a la cerveza negra y las supremas de pollo al verdeo, entre otros.

Archivado en Acompañamientos, Guarnición, Patatas, Puré
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs