Sopa Azteca, un platillo fácil, rápido y delicioso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La sopa azteca, también conocida como sopa de tortilla, tiene su origen en la época prehispánica, en el estado de Tlaxcala, México. Un platillo tradicional elaborado a partir de tiras de tortilla de maíz frita, sumergidas en un caldo de jitomates molidos con ajo, cebolla y bien sazonado con caldo de pollo. Se sirve básicamente con trozos de aguacate, pollo deshebrado, queso y crema. Algunas personas le agregan o quitan pero al final es cuestión de gustos, un verdadero manjar que puede cautivar hasta el paladar más exigente.

Presentación de la sopa

La sopa azteca, también conocida como sopa de tortilla, tiene su origen en la época prehispánica, en el estado de Tlaxcala, México. Tlaxcala significa “Lugar donde abundan las tortillas” o “Tierra de maíz”. Con la abundancia del maíz en la región, la gente mesoamericana lo adaptó y muchos alimentos en México son elaborados con maíz como tlacoyos, quesadillas, empanadas, tacos, enchiladas, chilaquiles, etc.

Según las leyendas de aquella época se dice que la primera tortilla se preparó combinando maíz fresco con granos secos para satisfacer a un antiguo rey maya. En el año 10.000 a. C. Tres mil años más tarde, los residentes del Valle de Tehuacán empezaron a usar recipientes hechos de piedra para hervir el maíz que crecía a sus alrededores y lo incluyeron como ingrediente principal de la tortilla.

En el siglo XVI, los españoles llegaron a México, y trajeron la tradición de la sopa, así como los pollos y especias para hacer los caldos. Se puede hacer la sopa de tortilla con un caldo de pollo o de jitomate. Hay muchas variaciones con verduras y otros ingredientes por las regiones diferentes. En los EUA, muchas veces se añade el queso, pero no es auténtico de México.

Las sopas se sirven como antojo de las comidas. Son muy económicas y una buena forma de calentarse. Los antepasados dicen que tienen remedios medicinales, útil para los resfriados y recuperación en enfermedades o dolores estomacales.

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Dificultad: Fácil

Ingredientes:

  • 1/4 kilo de jitomate o tomate rojo
  • 1 cuchara de cebolla
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 ramita de epazote
  • 10 tortillas
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 1 lata de crema Nestlé
  • 1/4 de queso fresco
  • 1/2 pechuga de pollo deshebrada
  • 1 taza de de aceite
  • 1 aguacate
  • Sal al gusto

Elaboración paso a paso

  1. En la licuadora muele el jitomate junto con la cebolla, el ajo, 1/2 cucharada de sal y media taza de agua.
  2. En la parrilla coloca una cacerola con una cuchara de aceite y agrega la salsa.
  3. Rectifica el sabor de sal y sazona.
  4. Agrega 3/4 de caldo de pollo. Deja hervir 10 minutos aproximadamente.
  5. Corta las tortillas en tiras de 3 a 4 cm de largo x 1 de ancho y fríe.
  6. Coloca las tortillas fritas en una hoja de papel absorbente.
  7. En un plato hondo toma un puño de tortillas fritas y vierte la salsa, a modo que no quede ni muy seco ni con mucho caldo.

A la mesa

Lo interesante viene al momento de decorar la sopa, ya que puedes sacar la creatividad que hay en ti. Generalmente lo que se hace es esparcir queso alrededor, poner un poco de aguacate, pollo, crema y ramitas de epazote. Queda en ti cómo lo presentarás a los comensales; las porciones van de 3 a 4 personas.

¿Prepararías está deliciosa receta? ¿Con qué lo acompañarías? Atrévete a prepararla, coméntanos la experiencia y no olvides dejarnos tus comentarios.

Archivado en Apto para celiacos, Fácil, Pollo, Salsa, Sopa, Sopa Azteca, Tiras, Tortilla, Tortilla de maíz
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion