¿Cómo hacer fruta confitada para panettone?

¿Cómo hacer fruta confitada para panettone?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fruta confitada

La fruta confitada, también conocida como abrillantada, es una variedad de frutas y cáscaras que se preservan en azúcar cristalizado y que duran muchos meses sin echarse a perder. Pueden ser empleadas en pasteles, budines, bizcochos, postres y panettone. A muchas personas no les gustan y por ello se las quitan a la hora de degustar un panettone casero con frutas, pero hay a quienes les fascinan y suelen preparar exquisiteces con ellas. Si bien, pueden comprarse, no hay nada más lindo que disfrutar de una delicia casera.

¿Qué frutas puedo abrillantar?

Cualquier tipo de fruta es válida para confitar, abrillantar o escarchar, simplemente deberás retirarles los carozos o huesos y cortarlas en trozos de igual tamaño. Puedes emplear cerezas, rodajas de piña/ananá, naranjas, kiwi, limones, uvas, higos, etcétera, pero sí es preciso aclarar que cara fruta tiene su propia textura y, por ende, no todas se cocinan al mismo tiempo. Por tal motivo, es mejor no mezclarlas.

¿Cómo se confitan?

Pela las frutas y si son cítricos, córtalos en gajos sin la piel de la membrana y cocínalos en agua hirviendo a fuego mínimo durante 10 minutos para retirar el amargor. Al momento de cocinarlos es mejor pinchar las frutas para que el almíbar penetre mucho mejor en ellas.

Pon las piezas de fruta cortadas por separado en cada bol y cubre con agua. Deja reposar durante 24 horas, cambiando el agua unas 3 veces, es decir, cada 8 horas. Una vez transcurridos las 24 horas, escurre las frutas y ponlas en diversas ollas con agua fría. Lleva a fuego medio y cuando empiecen a flotar, retíralas con una espumadera y pásalas a un recipiente con agua fría y hielo para cortar la cocción.

Aguarda unos segundos y escurre. Pesa la fruta y colócala por separado en diversos recipientes. Ahora, pon la misma cantidad de azúcar y la mitad del peso de esta en agua en varias ollas y calienta a fuego bajo para que el azúcar se disuelva. Una vez que no veas más cristales de azúcar, mete las frutas y cuando rompa hervor, retíralas con una espumadera. Deja que el almíbar siga hirviendo hasta que espese y, posteriormente, riega las frutas con este líquido y deja reposar durante 12 horas.

Transcurrido ese tiempo, vuelve a poner las frutas y el almíbar en las ollas y cuando hierva, retira todo y deja reposar. Si ya están blandas, el proceso ha finalizado y de no ser así, continúa hirviendo las frutas en su almíbar hasta que lo absorban por completo.

A tener en cuenta

Recuerda tener precaución con la densidad del almíbar para que no se forme un caramelo y termine arruinando el resultado de las frutas confitadas. El proceso puede repetirse 4 veces por lo que es necesario ser paciente. Ya cuando veas que han absorbido el líquido, déjalas secar al aire libre sobre una fuente y úsalas en tu panettone o en cualquier receta que encuentres en la sección Repostería.

Archivado en Dulce, Pan, Recetas navideñas, Repostería
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs