Polenta con salsa boloñesa y queso, receta paso a paso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Polenta con salsa boloñesa y queso

La polenta es un platillo típico del norte italiano, cuyo ingrediente principal es la harina de maíz, aunque también puede prepararse con harinas de otros cereales como, por ejemplo, el trigo sarraceno. Puede presentarse en distintos grosores, aunque en las casas se utiliza la más gruesa, mientras que en los restaurantes se hace uso de la más fina. La polenta debe cocinarse al gusto de cada uno, es decir, puede dejarse más o menos densa, e incluso al día siguiente, hornearse en tacos para obtener unos bocados crocantes y deliciosos. Hoy te enseño a preparar polenta con salsa boloñesa y queso, ideal para esos días frescos de otoño e invierno.

Quizás también te pueda interesar: Polenta con albóndigas de carne en salsa, receta paso a paso

Ingredientes

Para la polenta

  • 3 tazas de caldo de carne
  • 2 huevos duros
  • 8 aceitunas verdes
  • 1 taza de polenta instantánea
  • 300g de queso cremoso
  • Queso parmesano rallado c/n
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ½ cucharada de perejil deshidratado

Para la salsa

  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 300g de carne picada
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tomates
  • Una pizca de sal

Elaboración paso a paso

Elaboración de la salsa

1. Pela la cebolla y pícala finamente.

2. Lava el pimiento, retírale las semillas al pimiento y las nervaduras; lava los tomates y corta ambos vegetales en dados pequeños.

3. Rehoga el pimiento y la cebolla en una sartén con aceite de oliva hasta que se ablanden e incorpora la carne picada. Mezcla con una cuchara de madera y cocina hasta que la carne cambie de color.

4. Suma los tomates y la sal y cocina durante 15 minutos a fuego bajo.

5. Transcurridos los 15 minutos, aparta del fuego y agrega los huevos duros picados y las aceitunas fileteadas. Reserva la salsa.

Elaboración de la polenta

1. Pon el caldo de carne en una olla y lleva al fuego hasta que rompa hervor.

2. Agrega la polenta en forma de lluvia, removiendo constantemente y cocina durante un minuto sin dejar de mezclar.

3. Agrega el queso rallado al gusto y condimenta con sal y pimienta negra molida. Aparta del fuego y reserva.

Armado

1. En una bandeja de horno previamente engrasada con aceite o mantequilla, coloca la polenta y después la salsa boloñesa por encima.

2. Dispón el queso cremoso cortado en trozos pequeños y espolvorea con perejil. Lleva al horno hasta fundir y dorar el queso. Retira y sirve.

¿Sabías qué….?

En sus orígenes la polenta no se elaboraba con harina de maíz como en la actualidad, sino con harina de trigo. Después de un largo tiempo, se ha sustituido el trigo por el maíz, transformado en harina, el cual tomó la forma de una polenta y, posteriormente, fue perfeccionándose hasta adquirir fama.

Antiguamente en las áreas de Italia donde se elaboraba este platillo, se hacía uso de utensilios de cocina específicos para hacerlo: el paiolo y la cannella. El paiolo era un gran cazo de cobre, mientras que la cannella era un palo de madera de avellano que se empleaba para remover y para saber cuándo la polenta estaba lista. Si el palo se sostenía verticalmente después de haberlo insertado en la polenta, esto indicaba que había que parar la cocción.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo hacer polenta con salsa boloñesa y queso? Deja tus comentarios y cuéntanos cómo la haces tú y qué ingredientes utilizas.

Imagen: La nación

Archivado en Boloñesa, Carne picada, Harina de Maiz, queso rallado, Salsa tomate
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs