Receta de Salmorejo, una crema con historia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Con el salmorejo nos remontamos a los inicios culinarios de la humanidad, esas mezclas de ingredientes preparadas a base de triturar alimentos con dos piedras, con la finalidad de hacer mejor la digestión. Hasta que no se le añadió el tomate, se conocía como salmorejo blanco, concretamente antes de la época Romana en Hispania ya se hacía una elaboración llamada moretum hecha con; pan remojado, ajo y vinagre.

Etimológicamente, el Salmorejo, encuentra sus raíces en la palabra salmuera; agua cargada de sal y moretum, una salsa de origen romano que se elaboraba en un mortero, de ahí la unió sal-moretum, salmorejo.

Salmorejo Presentación

Hablar en la actualidad de Salmorejo, es hablar de Córdoba, cuna de esta elaboración, debido a los grandes asentamientos Romanos que tuvo esta ciudad. Comenzó a conocer esta crema a través de las clases humildes romanas con la mezcla de harina de trigo y agua salada en un mortarium, conocido como mortero.

Definimos el Salmorejo como una crema fría, que se sirve generalmente como primer plato. El Salmorejo Cordobés, contiene solamente; tomate, aceite de oliva virgen extra, pan,sal y se acompaña con huevo duro y jamón. Se pueden añadir otros ingredientes según la zona como pimiento, vinagre, pepino, incluso en la alta cocina podemos encontrar salmorejo de langostinos, fresa etc.

La energía que nos proporciona el Salmorejo es de 70 calorías por cada 100 ml. Gran parte de ellas en hidratos de carbono debido al pan en su elaboración, también encontramos grasas en el aceite de oliva y proteínas en el huevo duro y el jamón. Es un alimento muy sano y nutritivo. Ya solo queda remangarse y decir ¡oído cocina!

Dificultad: baja.

Tiempo de elaboración: 40 – 50 minutos

Ingredientes (4 personas)

  • 1 kilo de tomates
  • 200 g de pan
  • 100 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de sal
  • 2 huevos
  • Virutas de jamón serrano

Elaboración paso a paso

  1. Rayamos los tomates y pelamos el ajo se puede añadir a la batidora con piel o pelar el tomate y añadirlo a trozos.

  2. Batimos el tomate y el ajo, añadimos el pan poco a poco para que vaya espesando.

  3. Emulsionar la crema añadiendo un hilo de aceite poco a poco y sazonar.

  4. Cocer los huevos. Cuando el agua esté en ebullición añadir los huevos y mantener durante 10-11 minutos. Añadirle al agua un puñado grande de sal, para que nos sea más fácil pelar los huevos una vez cocidos.

  5. Terminar la elaboración con el huevo duro, el jamón y un chorrito de aceite de oliva.

A la mesa

El Salmorejo es una elaboración que contiene ajo en crudo, con lo cual podemos tener una pesada digestión, para evitarlo sigue estos consejos.

Truco para evitar que el ajo se repita en la digestión así como paliar su fuerte sabor y olor; quitarle la raíz, la encontraremos partiendo el ajo por la mitad verticalmente, así como introducir el ajo en el microondas 15 segundos en modo descongelación o bien blanquearlo (introducirlo en agua hirviendo 5 segundos y enfriarlo rápidamente).

Cuando pelamos ajo y lo cortamos en las manos dejamos un molesto aroma, se acabó, a partir de ahora una vez que manipulemos ajo, justo después pondremos las manos sin entrelazarlas ni moverlas bajo el grifo cayendo agua fría, durante 15 o 20 segundos.

El salmorejo al ser una crema lo podemos acompañar con tortilla de patatas, como salsa en bocadillos y algo muy típico en Córdoba con berenjenas fritas.

¿Conocíais el Salmorejo? ¿Que os ha parecido su historia? ¿Os han gustado los consejos sobre el ajo? A continuación podéis dejar todos vuestros comentarios. ¡Os esperamos!

¡Petits fours para tod@s!

Archivado en Aceite de oliva, Ajo, Pan, Tomate
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs