Receta de arroz a la cubana, un plato simple y muy completo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un plato simple y rico que a todos gusta es el arroz a la cubana. A penas necesitaremos un par de ingredientes que solemos tener en casa y podremos disfrutar de un nutritivo plato. Hoy vamos a enseñaros otra comida fácil de elaborar, que si os enfrentáis por primeras veces a la tarea de cocinar os será muy útil. ¿Cansado de cocer pasta? pues aquí podrás ampliar tu recetario con este sencillo plato. Adelante, que ya empezamos.

Presentación del plato de arroz a la cubana

Puede que muchos os enfrentéis por primera vez a la cocina y por eso poco a poco en Placer al plato nos hemos propuesto enseñaros platos simples con los que ir empezando. Ya os enseñamos ha hacer la tortilla de patatas , fundamental cuando uno comienza a cocinar. Hoy vamos a dar un paso más mostrando un plato en que uniremos varias tareas básicas, cocer arroz y freír un huevo, para preparar un rico arroz a la cubana.

No sólo se trata de un plato rápido también es muy nutritivo, pues por un lado tenemos el huevo que nos aporta proteínas y por otro el plátano, una fruta bien conocida por los deportista porque ayuda a la recuperación física. Todo eso sumándole el arroz hacen de esta comida un plato muy completo.

Dificultad: Media

Tiempo de elaboración: 20 – 30 minutos

Ingredientes (Para 2 personas)

  • 150 g de arroz
  • 2 huevos
  • 2 plátanos maduros
  • 1 diente de ajo
  • Sal -Aceite

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que vamos hacer será preparar el arroz blanco. Para eso necesitaremos el diente de ajo picado en láminas y ligeramente dorado. Para luego cocinar el arroz como ya os hemos enseñado anteriormente. Mientras se cuece el arroz prepararemos el resto del plato. Eso sí, como el arroz tardará más tiempo en cocinarse es conveniente que nos pongamos con los siguientes pasos, cuando el arroz prácticamente este listo.

  2. Pelaremos con cuidado los plátanos que utilizaremos, uno por comensal. Aunque si son muy pequeños y nuestro apetito es grande podemos preparar dos por cabeza.

  3. A continuación en una sartén con una cucharada de aceite bien caliente freímos los plátanos. Dorando cada lado con cuidado de que no se nos rompan.

  4. Una vez tengamos los plátanos medio listos, llega la hora de freír los huevos. Si domináis esta tarea podéis freír dos juntos. Pero os recomiendo, para que no se os junten, ir uno por uno. Un truco para asegurarnos de que no cae cascara en la sartén cuando vamos a freír, es cascar el huevo en un plato o bol aparte y luego llevarlo a la sartén. De este modo, si no se os da bien lo de cascar huevos, tendréis oportunidad de retirar la cascara más fácilmente. En esta ocasión dejaremos la yema tierna para que podamos mojar.

A la mesa

Llega la hora de disfrutar y ponerse a comer antes que se nos quede frío. Así que nos toca servirlo, para ello la típica presentación (que todos hemos hecho alguna vez) es jugar con las formas y hacer una cara sonriente. Es divertido sobre todo para niños o si tenéis un alma joven. Bastará con que uséis un vaso como molde para dar forma de montaña al arroz, el cual será un ojo, colocar el huevo a su lado (otro ojo más) y usar el plátano de sonrisa.Esa es una opción pero no dudéis en ser creativos.

Por otra parte, encaja a la perfección una rica salsa de tomate acompañando al arroz, como por ejemplo el tomate frito. Esta salsa también aportará color y podremos utilizar para adornar nuestro plato. Pero sin duda lo fundamental es probarlo y disfrutar. Recordad comprar el pan para mojar en el huevo y mezclar los diferentes sabores para degustar todo el conjunto del plato.

¿Os gusta este plato? ¿Lo habéis preparado alguna vez? ¿Tenéis trucos para que este plato sea aun más rico? Pues no dudéis en dejarnos vuestro comentario a continuación.

Archivado en Arroz, Arroz blanco, Huevo frito, Huevos, Plátanos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion