Croquetas de calabaza, otro sabor para un clásico de la cocina

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Volvemos a los clásicos que nuestras madres nos preparaban con tanto cariño o que siguen preparando para algunos aunque ya seamos mayores. Hoy volvemos a detenernos en las croquetas, para mostraros que podemos hacer que cada día este plato sea diferente. De este modo si os apetece repetir receta que sea sólo por que es vuestra preferida y no porque no conozcáis más opciones.

Presentación a la mesa de croquetas de calabaza

¿Quién no ha comido croquetas alguna vez? Este plato de origen francés ya os lo presentamos cuando os enseñamos a preparar croquetas de remolacha, pero es tan versátil que hoy queremos traeros otro ejemplo.

El ingrediente principal que utilizaremos hoy es la calabaza. Se trata de un alimento rico en antioxidantes, lo cual fortalecerá nuestro organismo y ayudará desde dentro a que nos veamos mejor. Pero no solo se queda ahí, también nos aporta cantidades importantes de vitamina C y favorece la eliminación de mucosidades en pulmones, bronquios y garganta, por lo que se convierte en un perfecto aliado de los resfriados. La calabaza es de esos alimentos que podemos utilizar en un sin fin de platos, entre ellos nuestras croquetas.

Tiempo de elaboración: 2.30 horas

Dificultad: Media

Ingredientes

  • 150 g de calabaza
  • 250 ml de leche
  • 4 o 5 cucharadas de harina
  • 1/2 Puerro o 1/2 cebolla mediana
  • Sal
  • 2 dientes de ajo (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que debemos hacer es picar el puerro en trozos muy pequeños, para que cuando mezclemos todos los ingredientes no nos encontremos trozos grandes y sea más fácil darle luego la forma a la croqueta.
  2. Picamos en dados minúsculos la calabaza. La calabaza aunque parece muy dura, se cocina muy deprisa y se desase, por ello se mezclará a la perfección con la béchamel.
  3. En una sartén, lo suficientemente grande para soportar todos los ingredientes, rehogamos el puerro. Si hemos decidido añadir ajo, lo pondremos un poco antes del puerro para que el aceite adquiera su aroma. A continuación añadiremos la calabaza picada.
  4. Retiramos los ingredientes de la sartén y reservamos. En la misma sartén que estábamos usando preparamos la béchamel como ya os hemos enseñado anteriormente. Una vez tengamos la textura deseada para la béchamel, añadiremos el resto de ingredientes que dejamos reservados y cocinamos toda la mezcla, para obtener la masa de las croquetas.
  5. Una vez esté lista la masa, la dejaremos enfriar para poder manejarla, aproximadamente tendremos que esperar unos veinte minutos, siempre y cuando lo pasemos a otro recipiente. Una vez podamos manipular la masa, comenzamos a darle forma a las croquetas, tomando una cuchara para siempre coger la misma cantidad de masa para que todas nuestras croquetas tengan aproximadamente el mismo tamaño.
  6. Tras haber dado forma a todas las croquetas, llega el momento de empanar. Para ello prepararemos dos platos uno con huevo batido y el otro con pan rallado. Pasaremos cada croqueta, primero por el huevo y luego por el pan rallado.
  7. Una vez hecho todo el proceso anterior, solo nos queda freír las croquetas en abundante aceite dejando cada uno de sus lados dorados.

A la mesa

Ya tenemos listas nuestras croquetas que podremos tomarlas como entrante o cómo plato principal acompañandolas por ejemplo con una ensalada. No necesitamos mucha preparación de este plato para presentarlo a la mesa, bastará con llevar una bandeja de ellas y que cada uno se sirva las que quiera.

Muchos hacéis batalla contra los fritos, pero si no abusamos de este tipo de comidas son una estupenda opción. Entre otras cosas porque aunque se tarde en prepararlas, podremos congelar para otros días, de este modo el día que no tenemos tiempo de prepararlas también tendremos oportunidad de disfrutarlas. Para ello, yo utilizo un recipiente apto para la congelación y las divido en porciones aproximadas, para solo sacar las que en ese momento quiera freír.

¿Que croquetas os gustan más las de remolacha o las de calabaza? ¿Estáis en contra de comer fritos o por el contrario soléis comer mucho este tipo de platos? Recordad que llega vuestro momento, en el que nos callamos para escuchas vuestras opiniones, no olvidéis dejar vuestro comentario a continuación.

Archivado en Calabaza, Cebolla, Croquetas, Harina, Leche, Puerros
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion