Receta de caldo de pollo, un básico fundamental en tú cocina

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Multitud de recetas tienen como base algún tipo de caldo. Frecuentemente este es el caldo de pollo, por ello, aunque muchas veces optemos por caldos preparados, es importante saber preparar un buen caldo casero. Ya sea para preparar un guiso, una sopa o incluso una salsa, con esta receta básica lograréis preparar vuestro propio caldo que dará un sabor muy especial a vuestros platos.

Caldo de pollo terminado

Raciones: 6 personas

Tiempo de elaboración: 3 horas

Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1/2 pollo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias medianas
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 cabeza de ajo
  • Agua
  • Codillo de jamón (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. En primer lugar troceamos el pollo en partes, aunque podemos pedirle a nuestro carnicero de confianza que nos lo prepare partiéndonos el pollo por la mitad y separando los muslos. Realmente no será necesario más divisiones, de este modo nos entrará cómodamente en la olla o cazuela que usemos para cocinar el caldo.

  2. Preparamos el puerro, para ello retiramos las hojas verdes y las raíces y lo lavamos bien. Lo cortaremos en dos para incorporarlo al guiso. Una vez listo el puerro pelamos también una cebolla.

  3. Limpiamos muy bien las zanahorias, si lo vemos necesario las pelamos y las partimos en trozos grandes. A continuación, cortamos medio pimiento verde y lo lavamos para incorporarlo al caldo.

  4. Cogemos media cabeza de ajos y los lavamos bien, ya que los utilizaremos sin pelar. Si os gusta mucho el sabor del ajo, podréis añadir la cabeza entera eso sí, siempre que preparéis una cantidad grande caldo.

  5. Disponemos todos los ingredientes en una cazuela y bañamos con agua hasta que los cubra a todos. Si queremos darle un toque especial al caldo incorporaremos también el codillo de jamón, sin este ingrediente nos encontramos ante la receta básica de caldo. Dejaremos cocinar a fuego medio unas 3 horas. Nos bastará con colarlo y ya tendremos listo nuestro caldo.

Consejos

Preparar caldo casero es muy fácil sólo necesita tiempo y con esta receta como base podréis preparar diversos platos donde necesitáis caldo de pollo. Como habréis notado no hemos incorporado la sal a esta receta, ya que de este modo podremos añadir la sal mientras preparemos esas otras recetas que necesitan caldo sin que nos entre miedo de pasarnos con la sal. No obstante, si vais a usar directamente el caldo, por ejemplo en una sopa, bastará con que añadáis sal al gusto.

Lo bueno de este tipo de platos es que se pueden preparar el día antes y el tiempo en reposo hará que se concentren aún más los sabores. Habitualmente yo preparo caldo en cantidad y si veo que no lo voy a gastar todo, lo congelo en un recipiente apto para congelación y microondas. De este modo, siempre tengo al menos caldo para elaborar una sopa rápida sin necesidad de recurrir a productos pre-cocinados.

Cómo siempre os digo esto es solo una receta base, podréis enriquecerla y variarla a vuestro gusto y tendréis nuevos sabores que descubrir. ¿Cómo preparáis en vuestra casa el caldo? ¿Soléis usar caldos ya preparados o preferís prepararlo vosotros mismos? No olvidéis que para todo lo que queráis compartir con nosotros tenéis el espacio de comentarios y también nos encontraréis en las redes sociales en nuestros perfiles de Facebook, Google + y Twitter.

Archivado en Ajo, Caldo, Caldo de pollo, Pollo, Puerro, Sopa, Zanahoria
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion