Receta de musaca de carne con patatas, un clásico griego

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Plato de musaca de carne y patatas

Una de las recetas griegas más famosa, la musaca o mousakka en griego, es uno de esos platos que se adaptan a cualquier ocasión: una cena, una comida de domingo o simplemente para ponerla en el tupper y comerla en el trabajo. Es posible que la hayas probado con otro nombre: Pastel de carne, ya que hay muchas variedades de esta receta y no siempre mantiene la misma denominación. La musaca que vamos a hacer hoy es muy deliciosa y no muy complicada de hacer. ¿Te apetece?

Tiempo de elaboración: 1 hora y 10 minutos

Dificultad: media

Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • Aceite de oliva
  • 500 gr carne picada mixta cerdo y vacuno
  • 1 cebolla
  • 6 patatas medianas
  • 1 cuchara queso blanco
  • 1 cuchara tomate frito
  • Sal, pimienta y perejil
  • Queso, para gratinar

Elaboración paso a paso

  1. Después de pelar las patatas, las cortamos en rodajas y las ponemos a hervir con una cucharita de sal. En cuanto estén hervidas las escurrimos. Mientras se hierban las patatas, preparamos la carne.
  2. Cortamos la cebolla y la sofreimos en una sartén con aceite.
  3. Cuando la mezcla esté doradita añadimos la carne.
  4. En cuanto la carne esté cocinada –ya no tiene ningún rastro de carne de color rojo– añadimos el tomate frito, el queso blanco y le añadimos las especias que más nos gusten: sal, pimienta, perejil, pimentón, algo picante; depende del gusto de cada uno. Recuerda que la carne ya está hecha, así que puedes probarla para ver si le falta algo.
  5. Antes de empezar a montar la musaca encendemos el horno y lo dejamos precalentar.
  6. En una bandeja montamos la musaca: colocamos primero una capa de patatas hervidas y luego una capa de carne. Ponemos un poco de queso encima de la carne y repetimos hasta tener dos pisos. Finalmente rematamos con una última capa de patatas y la última capa de queso rallado para gratinar.
  7. Se introduce al horno donde permanecerá unos 25 minutos.

A la mesa

La forma más habitual de servir la musaca es cortándola a trozos cuadrados, como si de un pastel se tratara. Siendo un plato caliente de carne picada, los pepinillos agridulces resultan ser muy buenos acompañantes. El vaso de vino nunca sobra, ya que garantiza un toque muy elegante.

musaca-13

Así que ya sabes, si te quedas corto de restaurantes griegos en tu zona –como es mi caso– puedes probar este plato en tu propia casa.

Archivado en Carne picada, Horno, Mousakka, Musaca, Musaka, Pastel de carne, Patatas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion