Receta de secreto ibérico al horno con guarnición de patatas, sabor a San Valentín

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Qué hacer la noche de San Valentín, cenar en casa o salir a un restaurante ?

Por lo cómodo que nos puede resultar reservar una mesa en un restaurante y preocuparnos sólo por el regalo y por ponernos muy guapos, hay que reconocer que no se compara con una mesa decorada al estilo de uno mismo, con velas, con música relacionada a momentos de pareja y, por supuesto, con un plato casero. Y si es el chico él que cocina, pues incluso mejor.

Cena de San Valentín

La receta que os propongo es Secreto ibérico con guarnición de patatas. He probado ya unas veces el secreto en restaurantes, pero, dejando la modestia aparte, no se compara con el sabor que se consigue siguiendo esta receta, ya que la carne, para salir muy buena tiene sus secretos.

Tiempo de elaboración: 1 hora y 45 minutos

Dificultad: media

Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • Aceite de oliva
  • 600 gramos de carne de cerdo, secreto ibérico
  • 1 cebolla grande –media para la carne y media para la guarnición–
  • 5-6 rodajas de pimiento –pueden ser de cualquier color–
  • 50 ml de vino tinto
  • 3 dientes de ajo
  • 8 patatas medianas
  • 3 champiñones laminados
  • 25 ml de nata para cocinar o 2 cucharitas de queso blanco
  • Sal, pimienta, pimentón y perejil
  • 2 tomates, para decorar

Elaboración paso a paso

La carne

  1. Encendemos el horno a máxima potencia –aprox 220º– y lo dejamos precalentar
  2. En una bandeja termo resistente colocamos la carne. Añadimos las especies por los dos lados: sal, pimienta y pimentón. Por encima colocamos media cebolla cortada en rodajas y las rodajas de pimiento –verde en este caso–. Añadimos 2-3 cucharas de aceite de oliva por encima y el vino tinto. El vino ablanda la carne y le da un sabor espectacular. Solo falta poner un poco de perejíl por encima y nuestra carne está lista para cocinarse.
  3. Introducimos la bandeja con la carne al horno, sin bajar la potencia hasta que se note que el aceite está empezando a freír.
  4. Unos 10 minutos más tarde reducimos la potencia a 3/4 –aprox 170º–.
  5. Después de 45 minutos lo sacamos para darle la vuelta a la carne. Cuando le demos la vuelta, es importante volver a colocar cebolla y pimiento encima de la carne, para que coja bien el sabor por este lado también.
  6. Volvemos a introducir la carne al horno donde lo dejaremos unos 45 minutos más.
  7. Un truco sencillo para saber si la carne está hecha es comprobar el aceite: si el aceite está transparente entonces la carne está completamente hecha por dentro; si por el contrario, el aceite está turbio entonces aún le falta tiempo. Cuando notamos que el aceite se está aclarando, sacamos la carne del horno y le añadimos 3 dientes de ajo pelados y cortados.
  8. Volvemos a meter la carne al horno unos 3-4 minutos más, para que cojan sabor. ¡Ojo! el ajo no se pone desde el principio sobre la carne porque estropea el sabor.
  9. Después de esos 4 minutos al horno con el ajo, nuestra carne ya está lista para servir.

La guarnición

  1. Cuando ya le hayamos dado la vuelta a la carne es el momento de empezar a preparar las patatas, ya que éstas necesitan menos tiempo de preparación que la carne. Las pelamos, y las cortamos a cuadritos; no muy pequeñitos, para que no se nos hagan puré.
  2. Ponemos las patatas a hervir en agua con 2 cucharitas de sal.
  3. Cuando estén hervidas las escurrimos.
  4. En una sartén ponemos a freír la cebolla con los champiñones a fuego medio. Añadimos una cucharita de sal, un poco de pimienta, pimentón y perejíl.
  5. En cuanto tengamos la mezcla doradita es el momento de añadir las patatas.
  6. Mezclamos todos los ingredientes y añadimos la nata o el queso blanco.
  7. Removemos la mezcla de vez en cuando unos 5 minutos, intentando no romper las patatas, para que se mezclen los sabores. La guarnición también está lista.

A la mesa

Dado que se trata de una fecha especial, en este caso la presentación tiene que estar a la altura de la ocasión. En mi caso, en un platito aparte he cortado un tomate en 8, lo he abierto como una flor, añadiendo un poco de aceite de oliva y orégano por encima. El vaso de vino tinto es el toque que no debe faltar.

Secreto ibérico a la mesa

Es una receta que puede aparentar un poco difícil, debido a su tiempo de preparación; pero te aseguro que te dará tiempo de elegir la música, tender la mesa y cuidar todos los detalles. No importa si eres la persona que lo cocina o la que solamente probará este plato: te sentirás mimada por el sabor que el Secreto iberico al horno con guarnición de patatas ha adquirido.

Archivado en Cebolla, Cena, Cena San Valentín, Champiñon, Día de los enamorados, Guarnición, Patatas, Romántico, San Valentín, Vino
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion