Receta básica de bizcocho casero

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si algo hace que una casa huela a hogar es cuando horneamos, magdalenas, galletas o bizcochos. Este olor nos transporta a la infancia y parece que en cualquier momento tu madre aparezca para ponerte el Cola Cao de la merienda. Por ello hoy os enseñaremos a preparar bizcocho casera, no sólo para que disfrutes de su aroma sino sobre todo de su sabor.

Presentación de bizcocho casero cortado

Hacer bizcochos es algo que me hace sentir como una niña pequeña esperando la merienda. Pues no falla, aunque en tu casa tu madre nunca preparace bizcochos es un plato que nos recuerda a la infancia. Hace un tiempo os enseñamos a preparar un bizcocho similar en el microondas y aunque es bastante rico y rápido, el bizcocho casero de toda la vida siempre será el rey.

En esta ocasión os mostraremos cómo preparar el bizcocho más básico, pero poco a poco os irémos descubriendo la cantidad de variaciones que podréis realizar teniendo como base esta receta. Así que podréis preparar estupendas meriendas sorprendiendo con un rico bizcocho.

Ingredientes

  • 300 g de harina
  • 150 g de azúcar
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos (3 si son grandes)
  • 100 ml de aceite -1 yogur natural o de limón
  • Ralladura de un limón (este ingrediente es opcional, pero le añade un toque más aromatizado)
  • Mantequilla

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que vamos hacer será disponer todos los ingredientes en bol, a excepción de la mantequilla que la utilizaremos más tarde. El orden ideal para realizar esta labor será primero mezclar los ingredientes secos (harina, azúcar y levadura) y a continuación incorporar el resto.
  2. A continuación mezclamos los ingredientes, primero con la ayuda de una cuchara de madera y cuando la masa este más manejable con una varillas. Haremos esto hasta que obtengamos una crema espesa sin grumos.
  3. Una vez lista la mezcla, embadurnaremos el molde que vamos a utilizar con mantequilla por todos lados. Cuando tengamos esparcida la mantequilla pondremos un poco de harina sobre esta, creando de este modo una capa que impedirá que nuestro bizcocho se pegue y podamos desmoldar fácilmente. Y verteremos la mezcla en el molde, llenándolo sólo unas tres cuartas partes, para dejar espacio para que crezca.
  4. Ahora llega la hora de ir al horno, que tendremos precalentado a 170 grados, con calor arriba y abajo. Colocaremos el molde a media altura y dejaremos hornear unos treinta minutos. Dependiendo de la fuerza de cada horno este tiempo puede variar entre veinte a treinta y cinco minutos.

A la mesa

Ya puedo oler a hogar, el bizcocho esta listo. Sólo nos queda probarlo, pero antes ¿Cómo lo vamos a presentar? , los buenos bizcochos son llamativos nada más sacarlos del horno, pero si queréis darle un toque especial, podréis preparar una cobertura de chocolate y cubrirlo con el o simplemente esparcir un poco de azúcar glas por encima, eso siempre funciona.

Os recomiendo servirlos en una bandeja y acompañarlos de un té, un café o del amado Cola Cao que nos preparaba mamá. Os aguantará una semana perfectamente, aunque todo depende de lo golosos que seáis en casa. Para ello, podéis guardarlo en una lata, como la de las galletas de mantequilla, o en un soporte para tartas con tapa. De este modo se conservará como el primer día. Eso sí, usad esta receta con moderación, de vez en cuando esta bien tomar un picoteo saludable, menos calórico si queremos mantener la línea.

¿Os ha gustado esta receta? ¿Su olor os rememora la infancia como a mí? ¿Qué añadiríais a la receta? Es vuestro momento de opinar o preguntar a continuación.

Archivado en Aceite, Azúcar, Bizcocho, Harina, Huevos, Mantequilla, Merienda, Yogurt
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion