La semana santa se endulza con esta receta de pestiños

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ya llego la semana santa, y nos gusta recordar los platos típicos de estas celebraciones y resulta que hay sobre todo muchos dulces para esta época. Por eso, y porque a mi personalmente me encanta el dulce, os traemos la receta para que aprendáis hacer pestiños. Los pestiños son muy populares en diversas zonas de España, pero su origen se relaciona con la comunidad de Andalucía. Por ello es habitual encontrarnos con este dulce en semana santa sobre todo en el sur.

Presentación pestiños

Queda claro que en placer al plato conocemos la gastronomía andaluza, sin irnos muy lejos ya os hemos hablado de platos de esta zona de España como son el salmorejo, el gazpacho y las gachas. Hoy vamos a detenernos en un dulce que aunque podemos encontrar lo en otras comunidades es originario de esta zona, los pestiños. Este dulce tradicional de la semana santa es muy fácil de preparar y es ideal para introducir a los niños en la cocina.

Dificultad: Baja

Tiempo de elaboración: 1 hora y 30 minutos aproximadamente

Raciones: 30 unidades aproximadamente

Ingredientes

  • 250 ml de aceite (aproximadamente un vaso)
  • 250 ml de vino blanco dulce
  • 750 g de harina
  • 1 rama de canela
  • 1 cascara de limón
  • Azúcar glass
  • Sal
  • Aceite (para freír)

Elaboración paso a paso

  1. En primer lugar aromatizaremos el aceite. Para ello en un cazo pondremos los 250 ml de aceite junto con la rama de canela y la cáscara de limón. Lo cocinaremos a fuego medio evitando que el aceite se caliente demasiado y se queme. Lo tendremos al fuego entre 5 y 10 minutos.

  2. Dejaremos que el aceite se enfríe. Una vez frío retiramos la cascara de limón y la canela.

  3. En un bol pondremos el aceite e incorporamos el vino y la sal. Poco a poco añadimos la harina y mezclamos los ingredientes con la ayuda de una cuchara hasta que la masa se despegue de los bordes. En este punto amasamos con las manos unos minutos hasta tener una bola de masa homogénea.

  4. A continuación estiramos la masa, dejando al menos medio centímetro de altura. Una vez estirada cortamos la masa en cuadrados para darle forma. Unimos las puntas contrarias de los cuadros, formando una especie de cilindros.

  5. Una vez le hemos dado la forma, los freímos en abundante aceite bien caliente. Hemos de ser cuidadosos, pues se fríen muy deprisa.

  6. Una vez dorados, esparcimos el azúcar glass sobre los pestiños. Bastará que se enfríen y ya estarán listos.

A la mesa

Como véis se trata de una receta fácil aunque laboriosa perfecta para tomar con un café y rememorar la tradición de estas celebraciones. Sea como sea es una excusa más para tomar un dulce bocado, totalmente casero. Y lo mejor es que no necesitas ingredientes muy complicados.

¿Preparáis algún plato en especial para estas fechas? Compartir con nosotros vuestras dudas o vuestras experiencias con platos típicos de semana santa.

Archivado en Harina, Pestiños, Semana Santa, Vino Blanco
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion