Da color a tus platos con la receta de crema de lombarda

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se hacerca el frío y empieza a apetece tomar algo caliente. Las sopas y cremas parecen un plato complicado y de una elaboración muy larga, por eso muchos las compráis ya preparadas. No obstante, a penas necesitan trabajo y el resultado final merece el tiempo invertido, que al final es menos del que parece. Hoy os vamos a enseñar como hacer una crema de un color muy llamativo y que será un exelente primer plato, tanto para el día a día como para celebraciones especiales. Vamos a preparar una crema de lombarda.

Crema-lombarda-presentacion

Muchos comemos con más apetito cuando el plato que se nos presenta es atractivo a la vista. Por eso, la primera vez que ví la crema de lombarda me quedé maravillada con su llamativo color. La lombarda es una planta de la familia del repollo de un color morado que al utilizarla en la cocina aporta un color a los platos que nos recuerda a dulces o pasteles.

Este plato es muy popular en Madrid, como primer plato para la cena de Nochebuena, aunque su facil preparación y la posibilidad de encontrar este ingrediente practicamente todo el año, hace que se convierta en una de mis cremas preferidas para el dia a día. La mejor época para el consumo de este alimento va desde Noviembre hasta Marzo, aunque podemos encontrarla en el mercado desde Septiembre a Mayo.

Es un plato que cunde mucho, ya que usando una lombarda tendremos crema para que coman entre seis y ocho personas. Por lo tanto es uno de esos platos ideales para preparar y guardar en la nevera para irlo consumiendo a lo largo de la semana.

Dificultad: Baja

Tiempo de elaboración: 1:30 – 2 horas

Ingredientes (6-8 personas)

  • 1 col lombarda
  • 1 vaso de vino tinto
  • 100 g de arroz
  • 1/2 cebolla
  • 3-4 dientes de ajo
  • 2 l de agua
  • Queso crema

Elaboración paso a paso

  1. En primer lugar troceamos la cebolla en juliana y pelamos los ajos para posteriormente rehogarlos.
  2. Mientras se cocina la cebolla y el ajo, troceamos la lombarda para incorporarla a la cazuela y saltearla ligeramente antes de añadir el agua.
  3. Para evitar añadir nata a esta crema, y de este modo ahorrarnos algunas calorías, le añadiremos arroz a la cocción. Esto espesará la crema y aportará ese punto de cremosidad que conseguiríamos con la nata. También podríamos añadir patatas en su lugar, pero el arroz le da un sabor más interesante.
  4. Una vez el tamaño de la lombarda reduzca ligeramente, porque habrá soltado parte del agua que contiene, incorporamos el vaso de vino tinto y dejamos cocinar a fuego medio hasta que evapore el alcohol.
  5. Tras el paso anterior llega el momento de incorporar el agua. Es preferible incorporar el agua ya hirviendo, de este modo reduciremos tiempo de cocción. Añadimos sal al gusto y dejamos cocinar a fuego medio-bajo un rato (aproximadamente entre 20-30 minutos) hasta que todos los ingredientes esten bien cocinados y el obtengamos el rico caldo con todo el sabor de los ingredientes.
  6. Pasado el tiempo de cocción nos queda triturar los ingredientes. Es conveniente quitar algo de caldo primero e ir añadiendo luego poco a poco para evitar que nos quede demasiado claro. De este modo lo haremos lo espeso que nos guste. Como toque final añadiremos a la hora de servirlo una cucharadita de queso en crema en forma de bola sobre la crema.

A la mesa

Terminado el plato solo nos falta servirlo caliente y disfrutar del sabor de este plato, que sin duda aportará un toque de color a nuestra mesa. Sin embargo lo hemos preparado para guardarla e ir consumiento la crema poco a poco, tenemos que recordar esperar a que se enfríe del todo antes de meterla en la nevera. De este modo no correremos el riesgo de que se nos estropee por un cambio de temperatura tan radical.

Cabe destacar que al no usar nata, también nos aguantará más tiempo. De todos modos, si lo dividimos en embases individuales aptos para la congelación, podrémos congelar esta crema y nos durará hasta seis meses en el congelador sin perder su sabor y sus propiedades. Por lo tanto no olvidéis añadir una etiqueta con la fecha, para tener claro cuando la preparásteis.

Así que no hay escusas para disfrutar de una rica crema casera, trabajaréis un día en ella pero la podréis disfrutar durante multiples ocasiones. ¿Os ha gustado esta receta? ¿Ya la habéis probado? ¿Os a entusiasmado su color tanto como a mí? Como siempre, os invitamos a comentar todo lo que queráis a continuación.

Archivado en Apto para celiacos, Arroz, Cebolla, Crema, Lombarda, Navidad, Plato navideño, Queso crema, Recetas navideñas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion