El sabor de Italia en esta receta de salsa pesto

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Desde Italia nos llegan recetas muy apetitoso llenas del sabor tradicional de la cocina meditarránea. Muchos de estos sabores nos llegan en forma de salsa, por eso hoy os vamos a traer un poco de Italia a la mesa, preparando una rica salsa pesto. Para ello apetanas necesitaremos cinco ingredientes y unos quince minutos de nuestro tiempo. Por lo tanto es la salsa perfecta para los que siempre van con prisas.

Presentación de la salsa pesto adornada con albahaca y parmesano

Cocinar a diario se hace muy complicado para muchas personas que por trabajo a penas disponen de tiempo libre. Sin embargo, a todos nos gusta comer ricos platos caseros. Por eso en Placer al plato nos gusta traeros recétas rápidas que podrá conciliar vuestro ritmo de vida acelerado con una buena comido. Hoy prepararemos salsa pesto en apenas quince minutos, pero ¿conocéeis el origen de esta salsa?

La salsa pesto es originaria de Liguria, una región al norte de Italia que limita con Francia. La palabra pesto, proviene del genovés y su significa es machacar o moler en mortero, por lo que describe muy bien su preparación tradicional.

A demás del pesto tradicional podemos encontrarnos con diversas variantes, dependiendo de la región en la que se prepare. Un de los más destacados es el pesto rojo, el cual se prepara incorporando tomates secos y pimientos lo cual le otorga su color característico. Pero también podemos encontrar varientes en las que se utiliza almendras en lugar de piñones y cuyo aspecto recuerda mucho a algunas salsas catalánas como la romesco o la salvitxada. Sin duda, esta salsa es una muestra más de la unión entre países que nos ofrece la cocina mediterránea.

Dificultad: Baja

Tiempo de elaboración: 10 – 15 minutos

Ingedientes

  • 50 g de queso parmesano
  • 1/2 manojo de albahaca
  • 2-3 dientes de ajo
  • 50 ml de aceite virgen extra (aproximadamente 1/2 vaso)
  • Piñones

Elaboración paso a paso

  1. Para comenzar a preparar esta rica salsa el primer paso será tostar ligeramente los piñones en una sartén.
  2. Tras esto, lo moleremos junto al queso parmesano, el ajo y el medio manojo de albahaca. Podemos hacerlo en un mortero, pero si tenemos un robot de cocina para triturar ahorraremos mucho tiempo.
  3. Incorporamos el aceite y mezclamos bien todos los ingredientes para que nos quede una salsa con textura pero no muy espesa.

A la mesa

En apenas diez o quince minutos tenemos lista nuestra salsa, que podremos preparar en un momento y junto con un poco de pasta, tendremos un rico plato listo en muy poco tiempo. Por lo cual, es una salsa ideal para cuando vas con prisas, os recomiendo preparar la cantidad justa que utilicéis, pues no dura más de dos días en el frigorífico en optimas condiciones. La albahaca se va oxidando, y aunque aun se podría comer deja de ser tan apetecible.

Pero la salsa pesto no es excluisva de la pasta. Podréis preparar bocadillos en los utilicéis alguna carne y le incorporéis esta rica salsa que le dará un toque sin duda muy especial. El límite estará en vuestra imaginación, ya que puede encajar muy bien con multiples platos. Por ejemplo, con una simple pechuga de pollo a la plancha sumándole la salsa pesto, podrémos tener un plato mucho más apetecible.

¿Habéis probado esta salsa?¿Cúal es vuestra salsa de origen italiano preferida?¿Con qué soléis utilizar esta salsa? No olvidéis contadnos vuestras ideas a continuación en nuestro apartado de comentarios.

Archivado en Aceite, Aceite de oliva, Ajo, Albahaca, Cocina Italiana, Parmesano, Pesto, Piñones, Queso, Receta rápida
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion